viernes, 23 de enero de 2015

LAS PALABRAS GRIEGAS DE PABLO IGLESIAS EN LA PLAZA OMONIA

Ο Αλέξης Τσίπρας μαζί με τον ηγέτη των Ισπανών Podemos Πάμπλο Ιγγλέσιας στην κεντρική προεκλογική συγκέντρωση του ΣΥΡΙΖΑ (Αθήνα, πλατεία Ομονοίας).
Félix Población

Si el lector recuerda, siendo como son los medios de comunicación dominantes los que más apuntalan el sostenimiento de aquellos partidos que se reparten por turno la gobernación de Europa, cuando Mariano Rajoy visitó Grecia para apoyar a Samaras, las noticias con relación a la presencia del presidente del Gobierno español se limitaron a unas cuantas fotografías protocolarias, carentes del más mínimo respaldo popular. No podía ser de otro modo: nuestro presidente estaba felicitando a los dirigentes de un país que habiendo recibido dos veces su PIB, lo han empobrecido en un 30 por ciento.

Muy distinta, como se puede observar en este vídeo, es la versión que las imágenes dan de la presencia del líder de Podemos en el multitudinario mitin celebrado en Atenas por la coalición Syriza, liderada por Tsipras. Por supuesto que los medios de comunicación dominantes se han abstenido muy mucho de ofrecer en nuestro país este vídeo, obsesionados como andan en descubrir posibles irregularidades y/o corruptelas, centradas en esta ocasión en el profesor Juan Carlos Monedero y cuya falacia ha quedado en evidencia. 

Miren, señores y señoras del Partido Popular, señoras y caballeros del Partido Socialista, lo que dejan patente estas imágenes es que por primera vez en las pantallas de nuestras herramientas personales de comunicación -las que están sustituyendo a la televisión de masas dominante-, un líder político español ha utilizado la lengua griega para dirigirse a una ciudadanía que comparte con la nuestra similares y hasta mucho peores penurias. Este sencillo gesto por parte de Pablo Iglesias ha encendido los motores emocionales en pro de la solidaridad entre dos pueblos del sur que están llamados a entenderse a partir de sendos gobiernos que los representen. 

Con la canción First we take Manhattan de Leonard Cohen de fondo, Pablo Iglesias inció su breve parlamento con esas palabras tan a propósito: "First we take Manhattan, then we take Berlin". A continuación, ante el júbilo de la multitud que se sintió agradablemente sorprendida, dijo esto en griego: "El viento de la democracia que sopla en Grecia se llama Syriza, en España se llama Podemos. La esperanza está llegando." 

Lo que se respiraba ayer en la Plaza Omonia de Atenas era la expectativa de una victoria y el clima de cambio que el mensaje de Syriza ha sabido prender en la gente en los últimos años. Si esa victoria llegara, tal como pronostican las encuestas, será también porque los gobiernos de Syriza en algunas regiones de aquel país no lo han hecho tan mal hasta ahora. No va a ser nada fácil a escala estatal, pero los pueblos se merecen estos baños de esperanza, sobre todo cuando tanto y tan fuerte ha sido y está siendo el apaleamiento de sus derechos y libertades. 

DdA, XII/2904