viernes, 12 de septiembre de 2014

MORAGAS Y LOS PUJOL: TODO POR LA PATRIA

Félix Población

Ayer escribía que el caso de los Pujol tenía concomitancias indudables con el montaje de Andrés Lima Los Mácbez, estrenado con éxito hace meses en Madrid. Pues bien, tal parece que la actualidad está escribiendo el guión para que ese espectáculo -en versión catalana y no gallega- sea lo más completo e intrincado posible con un nuevo  capítulo cada día que pasa. 

En esta ocasión el autor ha sido ElDiario.es que hoy (un día después de una masiva Diada) revela en exclusiva el papel jugado por el jefe de gabinete del Presidente del Gobierno, Jorge Maragas, en el descubrimiento y posterior difusión del caso Jordi Pujol Ferrusola, que dio paso a su vez al que afecta al padre de éste, expresident de la Generalitat durante 23 años.

Para hacernos idea de la escena, por si alguien se toma interés por el asunto, habrá que imaginar al artero Moragas entrevistándose con quien fuera la novia de Jordi Pujol junior, a fin de que tirase de la manta, y no haciendo de su revelación una cuestión ética, como ha contado recientemente Victoria Álvarez en Las Mañanas de Cuatro, con Ignacio Escolar, en el plató. 

Fue de ese modo, según publica hoy Gonzalo Cortizo en el periódico de Escolar, como la noticia del traslado a Andora de bolsas de basura llena de dinero por parte de los Pujol llegó al diario El Mundo. Las llamadas nuevas tecnologías, en este caso los SMS intercambiados entre Moragas y Álvarez a finales del año 2012, han servido para que ElDiario.es diera constancia al titular con el que abre su edición de hoy. 

Siguiendo con el desarrollo escénico de esta nueva versión de Los Mácbez, el aludido periódico basa la relación entre Moragas y la exnovia de Jordi Pujol Ferrusola en la vieja amistad que les une por haber sido compañeros de clase en el colegio: "Si dieses una entrevista y lo contases todo salvarías a España", le dice el jefe de gabinete del Presidente del Gobierno a Victoria Álvarez para que ésta lucha por esa causa. Ojo: el jefe de gabinete y persona de la máxima proximidad en el asesoramiento de Mariano Rajoy. 

Lo ha hecho Victoria y su papel en este esperpento shakesperiano a lo Lima ha quedado muy reducido del valor que se le suponía ante la mafia. Les confieso que había llegado a pensar en la necesidad de que esta mujer se cuidase. Ahora también lo pienso, pero con más razón.

PS.- Me permito incluir como coda a este artículo una cita oportuna de Benito Jerónimo Feijoo, con referencia a los nacionalismos y otras endogamias, que me suministra mi buen amigo el profesor Carlos Prieto: "El pensar ventajosamente de la región donde hemos nacido sobre todas las demás del mundo, es error entre los comunes comunísimo. Raro hombre hay, y entre los plebeyos ninguno, que no juzgue que es su patria la mayorazga de la naturaleza, ya se contemple la índole y habilidad de los naturales, ya la fertilidad de la tierra, ya la benignidad del clima".  

Puntos de Página

+@El elocuente hartazgo del periodista Carles Francino 

Cataluña y el referéndum
Durante el siglo XIX y buena parte del siglo XX las autoridades de los gobiernos de Europa y los estratos tradicionales dominantes interpretaban las formas de protesta de las “clases bajas” casi siempre como el trabajo de “agitadores”, “conspiradores” o de subversivos a quienes había que reprimir.
El desarrollo democrático de los Estados constitucionales cambió esa situación y creó, a través de conflictos sociales, avances y retrocesos, una cultura de respeto por la ley y los derechos civiles.
Una parte importantísima de la sociedad civil, un concepto primordial para comprender esa nueva cultura política, está pidiendo a gritos en Cataluña un referéndum y el derecho a decidir sobre su futuro. Cuando hay una base social tan amplia solicitando algo tan importante para ellos –olvide usted la supuesta manipulación o lo equivocados que puedan estar-, los poderes establecidos, democráticos, constitucionales, no pueden ignorar esa realidad. Tienen la opción de negociar, cosa difícil cuando se ha llegado a una situación bastante insostenible y después de no haberlo hecho antes; tienen la opción de reprimir, a un precio y coste social imprevisibles; y tienen la opción de admitir la realidad, analizar por qué se ha llegado a este grado de sentimiento antiespañol y permitir la consulta.
Podría añadir lo que pienso que pasará el día después, mi opinión sobre la clase política catalana y las dificultades de crear un Estado sin acuerdo con el existente, integrarlo en Europa, pero no toca eso ahora. Lo que está en juego es cómo solucionar en una democracia la tensión entre la ley y una protesta social masiva.

Julián Casanova 


                            DdA, XI/2788