domingo, 21 de septiembre de 2014

ECHÉ DE MENOS LA VOZ PÚBLICA DE LOS SOCIOS EN LA FIESTA DE ELDIARIO.ES

Félix Población

El pasado jueves asistí al acto que con motivo de los dos años de vida de Eldiario.es se celebró en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. El evento era toda una celebración, pues los trabajadores de ese medio querían participarles a los socios del mismo lo más estimulante que un periódico puede anunciar hoy en día: que el la empresa ha tenido beneficios, que la plantilla se ha más que duplicado desde que esa cabecera salió a la luz pública, que se han incrementado notablemente las nóminas de sus redactores y que la actual audiencia de Eldiario.es alcanza los 2,7 millones de lectores. 

Todo esto, en medio de una crisis económica manifiesta y una crisis de credibilidad de los medios convencionales no menos patente, demuestra no solamente que un medio de información electrónico representa ya el presente y el porvenir más convincentes que tiene ahora mismo el periodismo, sino que ese periodismo, cuando se ejerce partiendo de la independencia crítica de sus profesionales, puede contribuir de modo notable en la interpretación y desarrollo de la nueva etapa histórica que se avecina en nuestro país, tal como se atisba gracias a las últimas exclusivas ofrecidas por Eldiario.es.

Al acto del Círculo asistieron muchos socios (el periódico tiene casi nueve mil) y desde la tarima hablaron algunos de los jefes de sección, todos muy satisfechos de la cualificación profesional y el estimulante clima de trabajo que han hecho posible los magníficos resultados obtenidos en tan corto trayecto. Cerró las intervenciones el director, Ignacio Escolar, que se mostró muy animoso ante la expectativa de convertir Eldiario.es en un medio con solvencia internacional, capaz de contar con su propio equipo de corresponsales o enviados especiales allá donde sea necesario. No pudo eludir Escolar una alusión al tiempo en que alentaba el afán de llegar al destino que hoy ocupa: un medio donde son los profesionales del periodismo los que dirimen la gestión informativa de la empresa que han creado. 

Dijo también al término de su breve parlamento que él y sus compañeros estaban a disposición de los socios para que le hicieran todo tipo preguntas, pero hubiera sido deseable que esas cuestiones y sugerencias se hubieran planteado de modo público y no personalizado, pues de ese modo habría quedado constancia más expresa de las carencias, errores o mejoras que quienes apoyan Eldiario.es consideran necesarias. Mi breve saludo a Ignacio tampoco me permitió hacerle notar alguna.



                                  DdA, XI/2795