miércoles, 1 de enero de 2020

PERIODISMO LIBRE PARA ASTURIAS


Félix Población
 
El inicio del nuevo año me llega con la desagradable noticia de la censura aplicada en el diario La Nueva España a uno de sus más respetados colaboradores, Armando Nosti Caso, persona a la que valoro por los artículos que venía publicando con cierta regularidad en ese periódico desde los años noventa. Tal como indica Lazarillo en este mismo DdA, puede que también en este medio de comunicación se haya dejado notar el papel jugado por la extrema derecha para que la derecha haya vuelto a gobernar en el Ayuntamiento de la cpital del Principado. Queda a juicio del lector la valoración de la crítica planteada en uno de los artículos firmados por Nosti con relación a Vox, publicado en este mismo blog. Si sobre ese texto se ha aplicado, -como parece- censura, evitando su publicación por parte del equipo directivo del diario, la situación de la prensa en Asturias es mucho más grave de lo que suponía, especialmente en el periódico citado, que como es sabido forma parte de una de las más importantes empresas mediáticas en este país. Me consta que, además de censurar a colaboradores como Nosti Caso, ese diario hace lo propio con los comentarios de aquellos lectores que critican la línea editorial o disientan de ciertas informaciones. Obviamente se trata, en todos los casos, de lectores que no se identifican con las simpatías ideológicas de la derecha y que, a lo largo de la pasada legislatura municipal en Oviedo, han tenido sobrados motivos para rebatir el papel jugado por La Nueva España contra el tripartito. Hasta hace un año, Asturias contaba con un medio independiente y crítico del que se hablará bien cuando se haga la historia del periodismo en la región. Se llamaba Atlántica XXII y no pasaba de ser una publicación bimestral, dirigida por Xuan Cándano, a la que mucho debemos la esperanza de seguir creyendo en la dignidad de la profesión. No haber mantenido siquiera la cabecera de esa revista como medio de comunicación digital me parece, a la vista esa Nueva España censora, ciertamente descorazonador para Asturias. ¿Tan poco porvenir le queda a esa región que carece de medios de publicación en los que se escuche la voz de la calle?

                    DdA, XVI/4367                  

2 comentarios:

Manuel DIAZ ESTRADA dijo...

Yo tb he sido censurado por LNE, por eso la única salida posible para poder escribir en libertad lo que pensaba y pienso, no me ha quedado mas remedio que publicar un libro.
Su titulo , Cartas al Director (un pulso a la Censura en Asturias). El libro se encuentra a la venta en los kioscos y librerías de Pravia.
Manuel Diaz Estrada..

Félix Población dijo...

Me interesa ese libro, Manuel.

Publicar un comentario