viernes, 8 de marzo de 2019

EL CORAZÓN CAPITALISTA DE LA PROSTITUCIÓN

 
Alicia Población
Blog Re(en)señas)

Rosa Cobo es profesora de Sociología del Género y directora del Centro de Estudios de Género y Feministas de la misma Universidad de A Coruña. En 2017 la editorial Catarata le publicó este libro en el que trata la prostitución y defiende su postura abolicionista con contundentes argumentos, relacionando el capitalismo y el neoliberalismo con la explotación de mujeres.
Lo esencial de este libro en mi opinión es cómo trata y rebate argumentos tópicos que oímos continuamente sobre el tema. Por ejemplo, la naturalización de la prostitución. No se puede, dice, meter en un "orden natural" solo porque haya existido durante largos periodos históricos. "No es el oficio más antiguo del mundo, sino la actividad que responde a la demanda más antigua del mundo: la de un hombre que quiere acceder al cuerpo de una mujer y lo logra a cambio de un precio". (Fernández Oliver, Blanca "La prostitución a debate en España"). Desde este punto empieza la estrecha relación con el sistema económico capitalista: "Tus deseos pueden convertirse en derechos si tienes dinero para pagarlos".
Me parece un buen momento para traer a colación el libro cuando oímos últimamente, concretamente a líderes de partidos de la derecha española, que la regulación de esta práctica, así como la de los vientres de alquiler, significaría un empoderamiento femenino. Exaltar la maternidad y la sexualidad como si fuesen vocaciones naturales para las mujeres y envolver todo ello en la ideología de la libre elección para convertirlo en una herramienta emancipadora huele de lejos a estructuras patriarcales poniendo sobrecarga simbólica, en este caso concreto, para hacer campaña.
Relacionando la prostitución y su demanda, la trata, la globalización de la pornografía, la sexualidad y el cuerpo femenino, y el complicado asunto de la "libre elección" con la economía y la política, Rosa Cobo logra mostrar la importancia de ahondar en tus propios argumentos y profundizar de igual manera en los del contrario.

             DdA, XV/4109                

1 comentario:

Cefalópodo dijo...

No sólo el capitalismo y el neoliberalismo explotan a las mujeres. En los países comunistas también hubo y hay prostitución.
Certificado.

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario