viernes, 22 de febrero de 2019

POR ANTONIO, EL HIJO DE AMALIA GONZALES GUERRA, ASESINADA EN CARMONA


Lazarillo

Anoto con verdadero interés por ampliar los datos de la víctima, como autor del libro La memoria nombrada (Ed. El viejo topo), la breve sinopsis biográfica que Paqui Maqueda escribe en Biografía de mujeres andaluces sobre Amalia Gonzales Guerra: "El 23 de Agosto de 1936 caía asesinada por los disparos de unos falangistas la señora Amalia Gonzales Guerra, de 42 años y vecina de Carmona (Sevilla), en aplicación del “Bando de Guerra”, una especie de carta en blanco que permitía al ejército golpista de Franco “liquidar” físicamente a cuantas personas hubieran apoyado el legítimo gobierno de la República. Su cuerpo, junto a las de otras personas asesinadas igualmente esa madrugada, quedó a la vista de cuantos pasaron ese día por la carretera que lleva de Carmona hasta El Viso del Alcor, lugar donde se produjeron los hechos. Una de esas personas identificó el cadáver de Amalia como el de la esposa de su amigo Antonio “El Cantarito” y desesperado, corrió al pueblo para avisar de lo que pasaba. Ante el dolor de los familiares, los cuerpos de estas personas cruelmente ajusticiadas fueron enterrados en una gran fosa dentro del cementerio de Mairena del Alcor, donde todavía hoy sus familiares les lloran.
Hacía apenas un mes que la Guerra Civil había comenzado y el pueblo de Carmona protagonizó una heroica defensa de la ciudad ante el avance de las tropas fascistas, que poco a poco avanzaban implacablemente, tomando a sangre y fuego cada pueblo que se le resistía. Los hombres y mujeres que se “señalaron” por su compromiso político, eran detenidos y recluidos en “la casilla”, nombre como era conocida la prisión del pueblo. En ella fue recluida Amalia, y unos días después puesta en libertad, volviendo a ser detenida más tarde y en su propio domicilio por otros falangistas. Rodeada por sus hijos se despidió de ellos pidiéndole a su vecina Rafaela que cuidara de los suyos. Nadie volvió a verla con vida.
Amalia era muy conocida en Carmona, ya que dirigía una especie de agrupación de mujeres que trabajaban como “criadas” en las casas de los señoritos del pueblo. Fue una mujer comprometida con la dura realidad de estas trabajadoras que desarrollaban su labor bajo un duro régimen de explotación con salarios de hambre. Era, además, hermana de Pedro Gonzales Guerra “El Petacón”, conocido líder de la CNT en la localidad de Carmona, que logró huir del pueblo cuando éste fue tomado. Amalia dejó tres hijos de corta edad: Rafael, de diez años, Carmen, de siete y Antonio, de cinco. Después de 70 años de silencio y de dolor familiar, su hijo Antonio, quiere recuperar la memoria de su madre, dignificando así su recuerdo".
Desconozco si Antonio ha logrado recuperar los restos mortales de su madre. También, si Antonio vive (tendría 88 años de edad actualmente) para mantener todavía esa esperanza o para comprobar que el nuevo gobierno de Andalucía (PP/Ciudadanos/Vox) ignora y/o desprecia el derecho de un ser humano a enterrar con dignidad a quien le dio la vida y la perdió por defender una vida mejor para sus tres hijos. Agradecería información al respecto del propio Antonio o de los nietos de Amalia.

                 DdA, XV/4095              

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario