domingo, 10 de febrero de 2019

OTRA PERSONA BUENA QUE SE VA DE LA POLÍTICA DECEPCIONADA: MERCEDES GONZÁLEZ

 La imagen puede contener: 1 persona
Lazarillo

Hago mío este comentario de Joaquín Álvarez, que bien conoce y quiere a Mercedes, concejala de educación del Ayuntamiento de Oviedo, y al mismo tiempo deploro que personas como ella se vayan de la política, porque eso quiere decir que la política que se hace en España es sucia y defrauda a la gente que es buena, en el sentido más machadiano de la palabra. Eso lo estamos pagando todos cada día, asistiendo al espectáculo entre esperpético y grotesco de quienes gobiernan o están llamados a gobernar este país y no son capaces de entender ni una sola de las razones por las que Mercedes quiso trabajar por su ciudad. Dice Joaquín y comparto: Ser una persona frágil supone tener una sensibilidad especial y por eso hay quienes se exponen a situaciones dolorosas cuando las causas lo requieren pudiendo quedar magullados o heridos. Mercedes Gonzalez Menéndez es el mejor ejemplo de sensibilidad, humildad, prudencia, respeto y responsabilidad que un ser humano puede ofrecer. Entendimos, con Aristóteles, que nuestros políticos trataban de gobernar o dirigir el Estado, las ciudades o las colectividades ayudando al progreso y bienestar de las personas. Has dedicado tu vida a transmitir a las nuevas generaciones las cualidades que tienen las personas o las cosas y que denominamos valores. Como servidora del pueblo, como servidora del bien común, tu generosidad en servir al progreso de tus ciudadan@s y al bienestar de las personas no ofrece ninguna duda.Valentía a la hora de tomar decisiones, seguridad en si misma, capacidad para asumir retos, eficacia en la gestión, etc. Posees la cualidad de saber manejar las mas difíciles situaciones con naturalidad y ser todo un ejemplo para tu equipo. Gracias Mercedes, muchas gracias y por encima de todo, recuperate pronto y bien.

                 DdA, XV/4084             

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario