viernes, 8 de febrero de 2019

EL PACTO DE LA PLAZA DE COLÓN SUENA A PLAZA DE ORIENTE


Félix Población

Lo que vemos en la viñeta de Eneko va a tener su plasmación en el mismo  mismo lugar en el que durante los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero se vino manifestando la derecha, entonces única (Partido Popular), en repetidas ocasiones. 

Ninguna de aquellas manifestaciones, en las que se llegó a identificar al entonces Presidente del Gobierno con ETA por su política antiterrorista (la misma política que acabó con ETA), sirvió a la postre para nada porque los posteriores gobiernos del Partido Popular mantuvieron todas las leyes entonces aprobadas por el gobierno del PSOE, a pesar de que la ley que aprobaba el matrimonio homosexual contaba con la oposición de los señores obispos pancarteros, que así se exhibieron en una de esas convocatorias de la Plaza de Colón.

La del domingo va a ser una manifestación en la que la triple derecha vigente en auge, muy radicalizada por su extremo, recurrirá al transporte gratuito al estilo del viejo régimen cuando convocaba a sus adeptos en la Plaza de Oriente para su reafirmación. Nunca como ahora, en las últimas cuatro décadas, la izquierda española se ha encontrado tan incapaz de hacer frente a ese tsunami que se nos viene encima. 

Le toca a esa izquierda recapacitar en su sentido y capacidad conjunta de rearme democrático, y también a los partidos independentistas de Cataluña hacer lo propio sobre su cerrazón secesionista, a fin de buscar una salida con el actual gobierno a la cuestión que ha llevado a la derecha española a parecerse peligrosamente a la derecha que acabó con libertades en Cataluña y el resto de España, según queda bien patente en la viñeta que ilustra estas líneas.

PS. El mismo día en que Pablo Casado, el líder del Partido Popular y del máster regalado, convoca por boca de Vox a la derecha en la Plaza de Colón en contra del actual gobierno de Pedro Sánchez, nos enteramos de que el partido ultraderechista comienza a ejercer sus funciones en la Cámara andaluza y para ello ha puesto en marcha una reorganización de su estructura y del reparto de tareas parlamentarias. El partido de extrema derecha presidirá la comisión de Cultura y Patrimonio Histórico, bajo cuyas competencias se encuentran todas las materias relacionadas con la memoria histórica. Si se tiene en cuenta que la convocatoria de la Plaza de Colón a bus pagado (no se si también a bocadillo) va a ser un revival de las que se hacían hasta no hace muchos años en la Plaza de Oriente, lo que está ocurriendo en este país -con parte de Cataluña ajena a esta creciente realidad- es mucho más grave de lo que cabía esperar antes de aquel 23-F, porque ahora la situación internacional favorece los peores presagios. ¿Dónde la izquierda?




               DdA, XV/4.082            

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario