martes, 27 de noviembre de 2018

PREMIOS LITERARIOS: LOS ÚNICOS QUE GANAN SIEMPRE SON LOS JURADOS

Joaquín Benito de Lucas reconoce que sabía que Antonio San Miguel, el vencedor, se había presentado al concurso, dotado con 9.000 euros de dinero público.

Ver más en: https://www.20minutos.es/noticia/3500056/0/premio-jose-hierro-poesia-ganador-jurado-duda/#xtor=AD-15&xts=467263
Joaquín Benito de Lucas reconoce que sabía que Antonio San Miguel, el vencedor, se había presentado al concurso, dotado con 9.000 euros de dinero público.

Ver más en: https://www.20minutos.es/noticia/3500056/0/premio-jose-hierro-poesia-ganador-jurado-duda/#xtor=AD-15&xts=467263

Joaquín Benito de Lucas reconoce que sabía que Antonio San Miguel, el vencedor, se había presentado al concurso, dotado con 9.000 euros de dinero público. Benito de Lucas asegura que es una práctica habitual, porque el mundo de la poesía es "reducido". San Miguel lamenta, sobrepasado, que su nombre "quede mancillado" y que su obra "no valga nada

Ver más en: https://www.20minutos.es/noticia/3500056/0/premio-jose-hierro-poesia-ganador-jurado-duda/#xtor=AD-15&xts=467263
Joaquín Benito de Lucas reconoce que sabía que Antonio San Miguel, el vencedor, se había presentado al concurso, dotado con 9.000 euros de dinero público. Benito de Lucas asegura que es una práctica habitual, porque el mundo de la poesía es "reducido". San Miguel lamenta, sobrepasado, que su nombre "quede mancillado" y que su obra "no valga nada

Ver más en: https://www.20minutos.es/noticia/3500056/0/premio-jose-hierro-poesia-ganador-jurado-duda/#xtor=AD-15&xts=467263

Félix Maraña

Aquí lo único que queda mancillado es el nombre de nuestro querido José Hierro, a quien se invoca para dar prestigio a un premio. Y el mundo de la poesía no es reducido. Lo reducen estas pequeñas grandes corrupciones. Si sabías que un conocido se presentaba al premio, haber renunciado a ser jurado. Lo de Bárcenas en la cultura es práctica común. Ya está bien de jugar con dinero público. Lo de los premios literarios en España es puro cachondeo. Porque la mayoría de dichos concursos están apañados. Y huele mal, porque los jurados se repiten en todas las esquinas y se tiende a premiar a una persona cuando lo que se tiene que premiar es una obra. Lo dije en un artículo de periódico de amplia audiencia: en los premios literarios los únicos que ganan siempre son los jurados, que se han convertido en una profesión. 

                    DdA, XV/4.022