viernes, 23 de noviembre de 2018

MEMORIA Y HONOR A LOS FERROVIARIOS REPRESALIADOS POR EL FRANQUISMO

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, junto a familiares de víctimas del franquismo, en Atocha.

Félix Población

La depuración de ferroviarios llevada a cabo después de la Guerra de España por el general Franco afectó a 82.831 trabajadores. Esa cifra supone un 88% de las plantillas de las diferentes empresas ferroviarias, lo que da idea de su grado de concienciación política y sindical. A un 26% se le aplicó sanciones diversas, 6.782 fueron separados del servicio y despedidos, y hasta 6.500 sancionados con traslados de residencia, según los datos de la investigación de Francisco Polo, doctor en Historia Contemporánea por la Universidad Autónoma de Madrid. 

Anteayer, el ministro Ábalos presidió un acto de reposición de la memoria y honor de los ferroviarios víctimas de la guerra civil y del franquismo. La cita fue en la estación de Atocha, trascurridos cuarenta años de democracia borbónica. Esa estación formó parte del camino del destierro por diez años de un ferroviario asturiano, desde Gijón a Valencia del Cid -como se la llamaba entonces-, por haber pertenecido al Sindicato Ferroviario, al Socorro Rojo Internacional y haberse afiliado al Partido Comunista durante la guerra. 

Este ferroviario avilesino no hubiera llegado a este homenaje ni siquiera cuando, en 2004, los ocupadísimos sindicatos representados en Renfe se propusieron la realización de este trabajo histórico, luego paralizado y congelado por el gobierno de Mariano Rajoy. Mi querido ferroviario falleció diez años antes, pero con  tiempo suficiente para comprobar que varios gobiernos del partido al que votaba desde que pudo volver a hacerlo (PSOE) pasaron por alto la represión sufrida por más de ochenta mil compañeros.

Como él, que me dió vida y nombre, fueron muchos los que no han llegado a este acto de reposición de su memoria y honor presidido por un ministro de un gobierno del Partido Socialista, después de más de veinte años de gobiernos de este partido. El honor y memoria de tantos ferroviarios represalidados no se merecían tan largo y negligente olvido.

                 DdA, XV/4.019