sábado, 6 de octubre de 2018

LOS MARISCAL DE GANTE Y BILLY EL NIÑO


Félix Población

Aconsejo como reflexión del día, a propósito de algunos de los mimbres censurables empleados en la gestación de la democracia borbónica, la que sigue: el comisario jefe, José Manuel Mariscal de Gante, hermano de la primera ministra de Justicia de los gobiernos de Aznar, Margarita Mariscal de Gante, según contó el Diario de Ibiza cuando el policía asumió el cargo de comisario en la isla en 2016, invitó al acto oficial del Día de la Policía  a Billy el Niño, apodo del torturador de la Brigada Político-Social franquista Antonio González Pacheco. 

El señor Mariscal de Gante es hijo del juez que procesó a Javier Iglesias (padre de Pablo Iglesias) durante la dictadura por repartir pasquines, y que antes había sido a su vez comisario de la citada brigada. Para saber más acerca del padre del actual comisario, Jaime Mariscal de Gante (1920-2005), es conveniente revisar el libro publicado hace un año bajo el título El Cambio (16) en España. Los protagonistas de la Transición, del que es autor Gonzalo San Segundo, con prólogo de José Oneto, director de la citada publicación semanal. 

Allí encontraremos, en el capítulo quinto dedicado a Censores, jueces y fiscales contra Cambio 16, que el juez Jaime Mariscal de Gante  es catalogado como uno de los más rigurosos represores jurisdiccionales, desde su puesto en el Juzgado nº 1 de Orden Público, del que pasaría en 1974 a la Dirección General de Régimen Jurídico de la Prensa, organismo desde donde se ejercía la censura sobre los medios de información, aplicada de modo reiterado contra el mencionado semanario.

Se dice que luego de conocerse la asistencia del torturador González Pacheco al evento al que fue invitado por la comisaría de José Manuel Mariscal de Gante, el ministro del Interior, Fernando Marlasca, ha dado instrucciones a la Dirección General de la Policía para abrir una investigación y averiguar las razones de su presencia en el acto. ¿Es que no están claras?

Más: @Archivada la querella contra Billy el Niño. Las torturas del franquismo no son delitos de lesa humanidad.

                             DdA, XV/3973