viernes, 5 de octubre de 2018

LA EXTREMA DERECHA DE TRUMP EN EUROPA, CON CASADO POR PREFERENTE

Lazarillo

Quienes no sepan de este tipo, que se documenten. Steve Bannon está de gira por Europa haciendo migas con la extrema derecha que podría asociarse a Trump en Estados Unidos. Le acompaña en ese viaje de captación de prosélitos un tal Mischaël Modrikamen, el abogado belga que preside el Partido Popular de aquel país, fundado por él mismo. "Italia es el centro del universo político", afirmaba recientemente Steve Bannon en una entrevista en Politico, sin disimular un pelo su admiración por el líder de la Liga Norte, Matteo Salvini, quien se ha mostrado muy complacido al integrarse en The Movement, el club de extrema derecha con base en Bruselas que está formando Bannon para tejer una alianza con vistas a las próximas elecciones europeas. Pues bien, Modrikamen ha confesado también su debilidad por dos lñideres políticos más de Europa, junto con el primer ministro xenófobo de Hungría, Viktor Orban. Uno de ellos es el canciller austriaco Sebastian Kurz y otro es español: ¿Albert Rivera? No, Pablo Casado, heredero directo y predilecto de Aznar: "Hay mucha gente que es más mayoritaria y que no están lejos de nuestras convicciones, como Pablo Casado en España", ha afirmado el socio de Steve Bannon en Bruselas. O sea que Banon, ex asesor de Donald Trump, sigue muy en activo. 

NOTICIAS DE GRECIA
-El FMI reconoce que sacrificó a Grecia por presiones políticas para proteger a los bancos –principalmente franceses y alemanes– expuestos a la deuda griega.
-La Troika quería un castigo ejemplar. Grecia solo representaba el 2% del PIB de la UE pero nos hicieron creer que por ese agujero se iba Europa.
-Diez años después de la llamada crisis hay más desigualdad, más precariedad en los más débiles, y la sombra del fascismo empieza a nublar el cielo por su tamaño. La deuda global es hoy un 60% mayor que en 2007.


DdA, XV/3972