viernes, 10 de agosto de 2018

LOS REYES DE ESPAÑA, À BEIRA DO DIVÓRCIO


Lazarillo

La revista Nova Gente es una de las más leídas en Portugal, algo así como el Hola en España. En aquella república, que lo es desde el el derrocamiento de Manuel II en 1910 y la constitución republicana del año siguiente, se tiene cierta fijación mediática con la familia real borbónica. En su último número, dicha publicación es concluyente en portada: Vacaciones en familia esconden un matrimonio de cara a la galería: Felipe y Letizia, al borde del divorcio.  La revista rescata para argumentar ese titular una charla del actual rey emérito con Felipe VI en 2013. Entonces, los aún príncipes de Asturias protagonizaron algunos desencuentros en Mallorca, hasta el punto de que doña Letizia acabó por abandonar la isla antes de lo previsto, sin su marido ni sus hijas. La revista Nova Gente recuerda un posible enfado de don Juan Carlos, llegando a pedir supuestamente a su hijo que se separara de su esposa. También trae a cuento la revista el incidente de la catedral de Palma de doña Sofía con la actual reina consorte por unas fotos con las infantas, afirmando  que este habría sido el detonante de la decisión que llevaría a la real pareja al divorcio. Sin embargo, la revista matiza la noticia de sus titulares con un comentario de la periodista Pilar Eyre en el que dice que se aceptaría con total normalidad un rey divorciado– en caso que sucediera, se entiende- y que, de hacerse efectivo, solo sería “una vez Leonor cumpla los 18 años. Se debe tener en cuenta que esta  misma publicación habla recurrentemente de la crisis matrimoniales de la real pareja. Esta sería la tercera en un año. 

DdA, XIV/3922