martes, 12 de junio de 2018

QUE SE BAÑE LA ALCALDESA MORIYÓN EN SAN LORENZO, COMO FRAGA EN PALOMARES

Lazarillo

Hay quienes en Gijón están pidiendo a la señora alcaldesa de Foro Asturias que, si no hay contaminación alguna en la ensenada de San Lorenzo, la playa más preciada y apreciada  por los ciudadanos y turistas que visitan masivamente aquella villa cada verano, haga lo que el ministro Fraga en tiempos del extinto caudillo, cuando se puso el calzón de baño y se remojó en la playa de Palomares. Allí tuvo lugar el accidente nuclear de la Fuerza Aérea de Estados Unidos que hizo pensar en una posible contaminación marina.La señora Moriyón, que además es una reputada médica, no creo que lo haga en el Cantábrico gijonés, porque en este caso estamos hablando de un mar lleno de mierda en vísperas de la temporada estival, que fiede a mierda a distancia y que a mi estimado Goti del Sol le ha sugerido el siguiente comentario: Vivimos los gijoneses inmersos en una terrible dualidad en el asunto medioambiental, que también lo es en la distribución territorial de las desgracias. Resulta que, si no llueve, la contaminación del aire dispara sus parámetros negativos como consecuencia de las industrias del Oeste del concejo. Pero, ¡ay amigos!, si el preciado y beneficioso líquido se expande con generosidad, resulta que en la zona Este rebosan los colectores y arrojan a la bahía de San Lorenzo toda suerte de detritus y porquerías varias. ¿Se puede romper este círculo infernal?. Habría que intentarlo, por lo menos.

 He aquí el color de la mar de San Lorenzo

DdA, XIV/3875