viernes, 25 de mayo de 2018

POR LA REPÚBLICA IBÉRICA QUE LIDERE UNA COMMONWELTH IBEROAMERICANA


Lazarillo

Un viejo afán defendido en el pasado por algunos intelectuales y que desde la crisis/estafa que afectó a los dos países no he dejado de reconsiderar como posibilidad, acaba de ser expuesto públicamente por alguien cuyas opiniones siempre ha tenido en cuenta este Lazarillo, para quien Portugal queda ahí al lado y nunca ha dejado de lamentar lo de espaldas que vivimos a esa querida nación. El exlíder  de Izquierda Unida y exalcalde de Córdoba acaba de defender en Sevilla algo más que ese afán: no sólo la creación de una «República ibérica», que agrupe a Portugal y España, sino  una especie de «Commonwealth» iberoamericana liderada por estos dos países. Anguita considera que la crisis económica y los recortes sociales fueron la causa de que el independentismo catalán creciera del 15 al 47 por ciento en menos de diez años, «porque hicieron creer a la mitad de los catalanes en su angustia y desesperación que fuera de España vivirían mejor».
Para Anguita, el independentismo es una quimera y se mostró sorprendido porque el nacionalismo se haya apoderado de una parte de la izquierda en España. También criticó «su visión aldeana, cateta, de campanario». Como no podía ser menos, don Julio desmontó el «mito europeo» y aseguró que de todas las bondades que se dijeron de Europa en los años 90 «creo que no se ha cumplido casi ninguna». En su opinión, España [yPortugal, añado] sería mucho más fuerte en el seno de la Unión Europea si lograra representar a todos los países hispanoamericanos, una labor en la que falta mucho por hacer. El asunto daría para un interesante debate que me gustaría escuchar en algún lado.

La Iberia: Memoria sobre las ventajas de la unión de Portugal y España, del diplomático español Sinibaldo de Mas y Sanz, publicado en 1852.  

DdA, XIV/3859