jueves, 12 de abril de 2018

ALGUIEN DE LA DELEGACIÓN ESPAÑOLA RESPONDE POR RAJOY EN EL PARQUE DE LA MEMORIA

Félix Población

A M. Rajoy se le exhortó en su última jornada argentina a que se comprometiera con las víctimas de la dictadura franquista. Lo hicieron diversos organismos en pro de los derechos humanos. Señor Rajoy, le dijeron, tome medidas para que el Estado español juzgue a los acusados de crímenes de lesa humanidad cometidos durante el franquismo o extradite a los imputados. 

Hubo incluso un diputado de Unidad Ciudadana, Horacio Pietragalla, que le entregó una carta en la que le recordó que “la justicia argentina lleva adelante procesos iniciados por numerosas familias víctimas del franquismo ante la imposibilidad de obtener una respuesta jurisdiccional en su país”. “¡Vete a la mierda, coño! ¿Y de los crímenes de los comunistas, qué?”, soltó un miembro de la comitiva española, segundos después de que un periodista le preguntara a Rajoy si tenía pensado “hacer algo con los crímenes del franquismo” o si había intenciones de construir un sitio de la memoria similar en España, en alusión acaso al Valle de los Caídos. 

Nos lo cuenta Sibila Gálvez en una substanciosa crónica publicada en el prestigioso diario Página/12.  El intercambio se produjo en el Parque de la Memoria, durante el homenaje a las víctimas españolas del terrorismo de Estado, que formó parte de la agenda de cierre de la visita diplomática. El mandatario español eludió esa y otras cuestiones, que omitió responder. Una de ellas fue la carta en la que los organismos en defensa de los derechos humanos le recordaron que el año pasado la ONU pidió expresamente que el Estado que él representa atienda “de forma urgente los reclamos de las víctimas de la guerra civil y del franquismo” y lamentaron que “una serie de decisiones del Estado español limitaron el efecto de esta institución legal eficaz”, en alusión a la aplicación de la jurisdicción universal en la que el país ibérico fue pionero. 

“Los crímenes aberrantes a los que nos referimos afectan a toda la humanidad y por eso importan a la comunidad internacional. Solicitamos que impulse medidas que contribuyan a la Memoria, la Verdad y la Justicia de las víctimas de la guerra civil y del franquismo”, concluye el documento firmado por Abuelas de Plaza de Mayo, APDH y el CELS, entre otras organizaciones.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, le había deseado a M. Rajoy un poco de suerte con motivo de la visita del presidente español a ese lugar de homenaje y recordación a la víctimas de la dictadura argentina: “Con un poco de suerte, el Parque de la Memoria le refresca la suya (a Rajoy) y se acuerda de los miles de ejecutados que aún siguen en nuestras cunetas y que esperan una Justicia a la que él y su partido dedican cero euros por sexto año consecutivo”. 

Pero no hubo suerte. Hubo, al lado de M. Rajoy, un individuo integrante de la delegación española que creo se expresó como lo hubiera hecho su jefe o cualquiera de esos ministros que son los novios de la muerte y además dicen -como el de Educación, Cultura y Deporte- que eso forma parte de nuestra tradición cultural. Otro ministro, este de Aznar, había dicho antes que la dictadura franquista fue un periodo de placidez.


DdA, XIV/3817