miércoles, 7 de marzo de 2018

LAS 20 NORMAS DE AQUEL VIEJO FÚBOL DE CALLE

 La imagen puede contener: una o varias personas, personas caminando y exterior

Lazarillo

Le pregunto a mi estimado Nacho González, poeta con el que avivo y reavivo emociones cada vez que lo leo, que quién, dónde y cómo hizo la fotografía que ilustra este post y a la que le ha añadido las veinte normas indubitables del fútbol callejero, ejercicio fundamental y predilecto de nuestra distante niñez. A la imagen sólo le falta el balón para ser perfecta, pues era tan importante un balón en esos años -quizá los cincuenta- que, tal como se recoge en las normas, no convenía que el privilegiado dueño de tan preciado objeto se enojara, dado que en tal caso se corría el riesgo de que se suspendiera el juego. Otro detalle nada baladí entre las normas es que en esos divertimientos callejeros se hable "del gordo", pues en verdad era raro que hubiera más de uno. De hecho, en la fotografía ni siquiera lo encontremos, algo que quizá en nuestros días resultara mucho más difícil por aquello de la obesidad infantil que comporta el consume de chuches y bebidas azucaradas. Aprovecho la ocasión para recomendar el libro de Ángel Cappa y María Cappa También nos roban el fútbol, cuyo arraigo en nuestra memoria proviene de aquel entrañado fútbol callejero en blanco y negro.



1.- El gordo siempre es el portero.
2.- El partido acaba cuando todos están cansados.
3.- Aunque el partido vaya 20-0 se decide por “el que meta, gana”.
4.- No hay árbitro.
5.- Sólo se pita falta si es muy muy clara o alguien sale llorando.
6.- No existe el fuera de juego.
7.- Si el dueño del balón se enfada, se acaba el partido.
8.- Los dos mejores no pueden estar en el mismo equipo y son los que eligen quien juega en el mismo.
9.- Si eres el ultimo en ser elegido, es una gran humillación.
10.- En las faltas directas la barrera siempre estará bastante cerca del balón.
11.- Se detiene el partido cuando pasa una persona mayor o una madre con carrito de bebé.
12.- Son enemigos para siempre los jugadores del barrio más cercano.
13.- Los que no tienen ni idea de jugar se quedan de suplentes, o como mucho, de defensas.
14.- Si llegan los mayores para jugar, hay que abandonar la pista o campo, no sin antes protestar.
15.- Siempre hay un vecino que no te deja jugar y además te amenaza con quitarte la pelota.
16.- Si se apuesta algo, hay que ponerse muy serio... es como jugar una final.
17.- Las porterías son dos piedras o dos chaquetas de chandal, pero siempre habrá un equipo que tenga la portería mas pequeña.
18.- Cuando un equipo mete gol pasando el balón por encima del portero, todos los del equipo contrario gritan “ALTA” (suele dar resultado para que el gol no valga).
19.- La ley de la caleya, el que la tira va a por ella.
20.- Si hay penalti, quitan al gordo y se pone el más bueno.

DdA, XIV/3786