lunes, 26 de febrero de 2018

LA REINA CONSORTE SE RELLENA LOS PÓMULOS


Lazarillo

Algún periodista cortesano redactó la noticia de la presencia de la reina Letizia en ARCO hace unos días como un sopolo de aire fresco. El cronista basaba el soplo en el modelazo que vestía, las botas que calzaba y la valentía de la que hizo gala la mentada al recorrerse el ferial artístico sobre unos tacones de al menos siete centímetros. También se dice que la esposa de don Felipe deslumbró con su belleza y arriesgado look. Ojo que no estoy hablando de ABC, el folleto propagandístico de la corona, sino del diario El Mundo, que le hace la competencia sin recato en esos menesteres. Pero lo que más ha llamado la atención al parecer de la imagen de la reina consorte en ejercicio ha sido cuestión de papos, porque al parecer doña Letizia ha añadido a su anterior operación de cirugía estética -en la que le retocaron la nariz- un relleno de pómulos que empequeñece su tabique nasal. Tratar de rejuvenecer la imagen de una institución tan vieja y caduca rellenándose los papos tiene también su aquel en el retablo del esperpento que vivimos, sobre todo si le añadimos la cita que el exduque empalmado Iñaki Urdangarin tiene el próximo 21 de marzo con la vista pública de los recursos que presentaron tanto él como su exsocio, Diego Torres, contra la sentencia del 'caso Nóos' en la que se condenó al marido de la infanta Cristina a seis años y tres meses de cárcel.

PS. Deslegitimar el franquismo pone en riesgo la corona. Fernando Suárez, ministro de Franco.

DdA, XIV/3779