jueves, 22 de febrero de 2018

LA CONSTI¡CHITÓN! DE 2018, SEGÚN FORGES (IN MEMORIAM)


Félix Población

Se nos ha ido Forges cuando todavía quedaba Forges por asomarse a sus personalísimas viñetas, auténtico retablo crítico de medio siglo de nuestra última historia. Se nos ha ido, además, en unas muy adversas circunstancias, de las que con toda seguridad ha sido consciente hasta sus últimos días. Por eso recurro a la viñeta que ilustra estas líneas, que data concretamente del día 19 de marzo 2012 (fecha en la que fue aprobada la Constitución de 1812) y fue publicada en el diario El País, periódico en el que vino colaborando desde 1995. Antes, mucho antes, se había iniciado en el vespertino Pueblo de la calle de las Huertas, para colaborar después en Informaciones, el rotativo de la calle San Roque, donde tuve oportunidad de conocerlo cuando empezaba yo mis estudios de Periodismo y trabajaba muy cerca de la sede de aquel periódico, del que recuerdo sus magnífico suplemento de las artes y las letras. Desconozco la viñeta que publicaría hoy Forges después de haber sido infausta noticia estos días la mordaza o censura impuesta a la libertad de expresión (libros secuestrados, pinturas retiradas, condenas de prisión), continuación de las que ya venían de atrás contra tuiteros y titiriteros,  pero me ha parecido la más idónea la que tiene el lector delante. Estamos en 2018, justamente, y el extraordinario humorista parece haber acertado de pleno un sexenio antes con lo que se nos avecinaba. Su periódico recuerda hoy la primera viñeta de Forges publicada en sus páginas de opinión y protagonizada por dos de sus característicos y entrañables blasillos:  “¿Y cómo saludamos?”. “Pues nada: simplemente decimos buenos días”. “Ni hablar, si decimos eso nos van a acusar de manipuladores”. “Cielos, es cierto”. Se nos ha ido Forges cuando más necesarios son profesionales como él para combatir las mordazas que auguraba. Si se pretende acallar la palabra, habrá que volver al grito.

DdA, XIV/3775