viernes, 20 de octubre de 2017

LOS POLÍTICOS DEBEN TRABAJAR EN LOS PARLAMENTOS, NO EN LAS TELEVISIONES

Félix Maraña

Los políticos, todos los políticos, viven en las televisiones, donde pasan las 24 horas. No saben, ni nadie les hace saber, que nosotros, los ciudadanos de este país, somos quienes pagamos su sueldo, porque, aunque no lo puedan asumir, los ciudadanos somos los empresarios y ellos son nuestros trabajadores. Les pagamos para que resuelvan políticamente, es decir, con ideas, imaginación, palabra y concordia, nuestros problemas, por lo que sería muy conveniente que se encerraran en los Parlamentos, en los dos, para resolver este gran problema, y no estar todo el día saliendo en las televisiones, intentado decir que la culpa es siempre del otro, de el de al lado. Pues si la culpa es de los demás, según ustedes, la responsabilidad es de ustedes, de todos. Así es que vayan a su centro de trabajo, y trabajen, porque, de lo contrario, deberían pagarles el sueldo a ustedes, señores diputados, los dueños de las televisiones, porque ustedes les llenan gratis eso que se llama la parrilla, que es una de tantas aberraciones del lenguaje. Yo asocio la parrilla con la barbacoa. Y para que esto lo podamos celebrar con barbacoas y no con puñetazos, vayan al Parlamento todos, y no salgan hasta que pongan concordia en el país. Lo dije en su día, más poesía y menos policía –por cierto, viviendo en condiciones infrahumanas, pero eso es mérito del ministro del Interior–, porque eso rebela que los políticos, nuestros empleados, renuncian a la política. Hoy hace sol aquí, pero no es mérito suyo.

DdA, XIV/3666