lunes, 16 de octubre de 2017

EL OBJETIVO, CATALUÑA Y LA TRÁGICA NOCHE DE FUEGO VIVIDA EN GALICIA Y ASTURIAS


Félix Población

Regreso de los bosques del norte, donde la temperatura ambiente -en torno a los treinta grados- me soplaba al rostro extrañas y sofocantes vaharadas de calor mientras pedaleba por los caminos, entre riachuelos de muy poca corriente y cascadas menguadas sin apenas identidad sonora.

Arde Galicia en otoño, como consecuencia una vez más del terrorismo forestal-parece que ya, por fin, se aplica el término justo al dislate-, arde el suroccidente de Asturias, con el fuego muy cerca del bosque de Muniellos, reserva integral de la biosfera, y en El Objetivo de La Sexta, a  pesar de que el fuego ha ocasionado hasta tres víctimas mortales en la comunidad autónoma gallega, los tertulianos se empeñan en hablar de Cataluña ante la expectativa de que esta mañana a las diez se cumple el plazo marcado el por el Gobierno para que el presidente de la Generalitat se aclare con su declaración unilateral no declarada de independencia. 

He sentido una profunda aversión hacia el problema de Cataluña ayer por la noche, me ha parecido de una frivolidad mayúscula -después de varios días de desconexión personal con el tema- volver a escuchar a los habituales tertulianos de La Sexta debatir sobre la deriva que puede tomar el asunto a partir de hoy, mientras en el noroeste del país las llamas acosaban entornos urbanos, se producían varias muertes y uno de los espacios naturales más sobresalientes de España corría el riesgo de verse también invadido. Otra vez Muniellos, reserva integral de la biosfera, en peligro.

Cierto que Ana Pastor hizo  conexiones con Galicia para dar paso a las informaciones que le iban aportando desde allí, pero para quienes valoramos en su medida el patrimonio forestal de nuestro país y somos admiradores en ejercicio de los concejos asturianos de Allande, Cangas del Narcea, Degaña, Ibias, Quirós, Teverga, Tineo, Belmonte de Miranda, Lena, Piloña o Somiedo, sentimos ayer una gran orfandad informativa y un fehaciente agravio comparativo al observar que no basta con que se produzca una auténtica noche de tragedia en el noroeste del país para que la información se vuelque por entero sobre ella*. 

Prima y primará Cataluña, con el riesgo muy pronto de que esa preferencia acabe por hartar a la mayoría de los ciudadanos, sobre todo cuando –como quedó demostrado ayer en el programa de La Sexta-  no se es capaz de orientar el foco de la noticia sobre esa poderosa mafia terrorista que puede convertir en unos años los bosques de Portugal, Galicia y Asturias en un auténtico erial. Porque de lo que no tengo duda es de que  la mano del hombre que mueve esas teas no es la de una panda de cuatro pirados. 

Sobre todo desde que una Ley de Montes, aprobada en la legislatura anterior, permite construir en terreno forestal quemado sin que hayan pasado los treinta años estipulados en la ley anterior. Esa enmienda a la anterior ley, aprobada en julio de 2015, contó con los votos a favor del PP, UPyD y UPN, la abstención del PSOE y el voto en contra del resto de grupos. La abstención del partido que se autodenomina La Izquierda porque ya nadie se lo cree resulta especialmente nauseabunda.

Como dice mi apreciado Goti del Sol, Asturias y Galicia arden porque alguien prende fuego y no existen medios de prevención y lucha contra esto. Para el Poder parece resultar mucho más rentable invertir en elementos simbólicos que desfilen el día de la patria ante una población anestesiada con los colorines de los gallardetes, que proteger realmente lo que es tangible en esa nación a la que tanto dicen amar.

*Advertido por un amable comunicante, que siguió toda la emisión de El Objetivo, rectifico en parte este párrafo porque sólo en la primera hora del programa  se compartió el tema de Cataluña con el de los incendios en Galicia y Asturias, que luego ocupó el resto de la emisión, pero sigo lamentando que no fuera desde el principio pues eran unas noticias que no deberían haber sido pospuestas a horario de peli porno. Cierto que La Sexta fue la única TV que se ocupó del asunto, mientras la TV pública lo ignoraba por entero. Mis disculpas por no hacerlo notar.

 A las nueve y cuarto, no había amanecido en la Plaza del 6 de Agosto de Gijón. A la grave contaminación que sufre la ciudad, el viento sur añade ceniza en suspensión procedente de los incendios del suroccidente. Foto: Goti del Sol

DdA, XIV/3662