miércoles, 18 de octubre de 2017

CANTABRIA RECOBRA LA MEMORIA HISTÓRICA EN COLEGIOS E INSTITUTOS

Lazarillo

Casi ochenta años después del final de la Guerra de España y transcurridos cuarenta desde la aprobación de la vigente Constitución democrática, el gobierno de Cantabria ha decidido recobrar la Memoria Histórica en colegios e institutos para que no siga siendo silencio la historia que la dictadura silenció y la democracia escamoteó a sucesivas generaciones de estudiantes. Los alumnos de Secundaria y Bachillerato de esa comunidad -leo- tendrán como materia de estudio obligatoria una asignatura con los contenidos de la futura Ley regional sobre la Memoria y la Enseñanza de la Guerra Civil Española y la Postguerra, que entre otros objetivos se propone recuperar la dignidad de las víctimas de la dictadura franquista y cerrar heridas con vistas al futuro. Así lo recoge el anteproyecto de la norma que diseña la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, al que ha tenido acceso El Diario Montañés. Esta nueva materia se define como «el desarrollo de contenidos que permitan a los alumnos, en atención a su desarrollo y madurez personal e intelectual, adquirir una visión objetiva y ponderada de las circunstancias históricas que desembocaron en la Guerra Civil y la ulterior represión en la postguerra». El documento, que fue encargado por el exconsejero Ramón Ruiz a la Universidad de Cantabria y ya está en manos de las asociaciones memorialistas, proyecta también la creación de una Comisión de la Memoria Histórica a nivel regional, que se encargará del diseño de las actuaciones precisas para lograr la localización, la recuperación y la identificación de las personas desaparecidas, la coordinación de las operaciones de exhumación e inhumación de sus restos, la formulación de las oportunas propuestas en relación a símbolos, monumentos y menciones que supongan la exaltación o enaltecimiento de los vencedores de la Guerra Civil al fin de que, en su caso, se proceda a la retirada y sustitución.

DdA, XIV/3664