sábado, 2 de septiembre de 2017

YO PAGO Y TÚ INFORMAS (LO QUE YO TE DIGA)

 La imagen puede contener: texto
Albert Tugues

En los atentados de Barcelona y Cambrils se repite la manipulación de la muerte, como en el 11-M, por mero interés político y periodístico, es decir, del poder económico y sus beneficios. ¿A quién le importa la verdad? Yo pago y tú informas, claro que sí, pero lo que me interesa. Una vergüenza, comenta la vidente del barrio.
Todo es corrupción, como la propia muerte, dice la dueña del bar.
Sí, pero aquí lo peor es que algunos quieren encima sacar rédito político y beneficio económico de los muertos, como las aves de carroña, apunta la sobrina de la peluquera.
La verdad transformada en posverdad, en mentira política y de algunos medios, sólo interesados en la cuenta de resultados económicos, ¡porca miseria!, como decía el novio napolitano de mi madre, dice la hija de la biblioteria.
El hombre es un lobo para el hombre, y si no, un maldito capullo de satanás (y pido disculpas a los lobos de verdad, que por fortuna no son humanos criminales), dice la nieta del anarquista.
¡Porca miseria!, exclama la dueña del bar.

DdA, XIV/3623