viernes, 22 de septiembre de 2017

LO DE CATALUÑA BENEFICIA A LA DERECHA EN ESPAÑA Y AL INDEPENDENTISMO ALLÍ

Ayer se registraron las primeras imágenes violentas. Mala cosa.

Félix Población

Se podría aventurar esta teoría a la vista del desarrollo de los hechos en Cataluña: Si desde que llegó Rajoy a la Presidencia del Gobierno de España no ha dejado de crecer allí el número de independentistas, hasta el punto de reconvertir al independentismo acelerado al partido liderado durante décadas por el corrupto Pujol, bien podría haber sido la reconducción de tal partido hacia esa meta, en compañía de los que integran Junts pel Si, una estrategia política de este tenor:

Al convocar un referendo ilegal -aunque fuera a costa del esperpéntico espectáculo representado en el Parlament por el gobierno de la Generalitat-, se ha motivado una reacción  del gobierno central tan represiva como bohornosa, según estamos soportando, y que a algunos no nos ha sorprendido. ¿No es este el mejor modo de que se produzca en el independentismo un estirón notable, capaz de lograr el Sí en un hipotético y futuro referendo acordado y legal, tal como reclama Unidos Podemos? 

Esa estrategia, sin embargo, tiene un inconveniente: Para que se pueda dar este tipo de consulta se requeriría otro gobierno central que no fuera el de la derecha, algo que se me antoja cada vez más difícil, precisamente por los efectos que este referendo ilegal de Cataluña puede tener en los electores del resto de España. Lo previsible es que, si no con el Partido Popular -sumamente dañado por la corrupción que lo colma-, la reacción del votante de derechas elija a Ciudadanos como alternativa, con el posible resultado de que la pérdida de votos que pueda sufrir el PP la cobre y la incremente con los suyos el partido naranja, hasta quedar a un paso de o poder lograr ambos partidos un gobierno en mayoría. En ese caso, ni hablar de referendo, por crecido que sea el independentismo en Cataluña, que será.

No me parece que ni el Partido Socialista ni Unidos Podemos, que a sus diferencias políticas han añadido sus respectivas posturas poco claras o muy proclives al soberanismo catalán, vayan a poder evitar entre el electorado del resto del país -tal como están las cosas al día de hoy- que la derecha saque fruto del 1-O en España, al tiempo que el independentismo haga lo propio en Cataluña.

DdA, XIV/3642