viernes, 7 de julio de 2017

LA DICTADURA FRANQUISTA Y LA TRANSICIÓN SEGÚN ALVAH BESSIE, BRIGADISTA DEL BATALLÓN LINCOLN


Lazarillo

Según Manuel Almisas, el Alvah Bessie que nos presenta el autor de este libro, Randal Scamardo, es la honradez y la coherencia personificada, el ejemplo de un brigadista que siempre llevó a España en el corazón y pagó un alto precio por ello viviendo en las entrañas del imperialismo, en los EE.UU. «La España de Alvah Bessie» es un libro de estudio, de reflexión, de conocimiento y de compromiso, afirma Almisas: "Si hay algo que sobresale en este brillante y concienzudo libro es la idea del compromiso, del tomar partido, de que la neutralidad no cabe cuando la era, nuestra era, se está desgarrando y desangrando. Ser neutral es apoyar a los poderosos, y así lo hicieron hipócrita y criminalmente las grandes potencias capitalistas durante la guerra que libró la República Española con Franco, Hitler y Mussolini". El libro es un estudio completísimo de toda la obra de Bessie, que incluye  cartas, artículos, libretas de trabajo, discursos, poemas y entrevistas. La mayoría de esos documentos están relacionados con España o con sus compañeros de la Brigada Lincoln.
El subtítulo de la obra, además, añade un interesante contenido al pasado de la Guerra de España, con la opinión del brigadista estadounidense sobre la dictadura franquista y sobre la Transición: el militarismo de los EE.UU., con su papel de tutor del proceso, la OTAN, las bases militares, la connivencia de los militares y las cúpulas capitalistas, etc,. Todo eso se desprende del análisis de este brigadista eterno y perenne que siempre volvió a España para reencontrarse con su esencia como persona (llegó a a afirmar que legustaría ser enterrado, llegado el momento, en la Colina 666, en donde tantos compañeros suyos cayeron durante la Batalla del Ebro), una persona que antepuso sus ideales políticos a la estabilidad económica o al reconocimiento profesional.
 
El 25 de julio de 1985 tuvimos noticia, a través del obituario firmado por Román Gubern en el diario El País, del fallecimiento en San Francisco (California) a los 81 años de edad de Alvah Bessie, guionista de cine norteamericano y brigadista del Batallón Lincoln en la Guerra de España. Bessie (Nueva York, 1904) perteneció a la generación que durante el azote de la Depresión forjó una conciencia política que le incorporaría a la nutrida intelectualidad judía de izquierdas que se forjó en la era de Roosevelt, escribe Gubern. Fue esta conciencia la que le empujó a combatir en España en 1938, experiencia que refleka en su libro Men in battle (Hombres en combate).El ejercicio de la crítica en la revista New Masses, órgano de la izquierda norteamericana, le empujó a trabajar como guionista en Hollywood. La Warner Bros le contrató en 1943 como guionista y allí Bessie contribuyó con su pluma a la causa del cine comercial antifascista que Hollywood produjo durante la II Guerra Mundial. En Northem pursuit (1943), de Raoul Walsh, hizo que Errol Flynn combatiera en Canadá contra una célula nazi; en The very thought of you (1944), de Delmer Daves, describió el drama de una pareja que contrae matrimonio durante la guerra; y en Hotel Berlin (1945), de Peter Godfrey, retrató con ayuda de Vicki Baum la variopinta clientela de un hotel durante la decadencia de la Alemania nazi. Pero su filme más popular sería Objetivo Brimania (1945), de Raoul Walsh, en el que Errol Flynn dirigió un comando contra los japoneses en Birmania. Este filme le valió la nominación para el Oscar. Luego vino la lamentable investigación contra la infiltración comunista en Hollywood. Ante el Comité de Actividades Antinorteamericanas en Washington, Bessie, junto con otros nueve testigos, se negó en 1947 a revelar su filiación política, alegando: "El propio general Eisenhower ha rehusado revelar su afiliación política, y lo que es bueno para el general Eisenhower es bueno para mí". Esta actitud valdría a los diez testigos inamistosos un año de cárcel, que Bessie expió en un presidio federal de Texas, y la expulsión de la industria el cine.Tras la cárcel, vinieron años negros para Bessie, empleado en mil oficios, como el de accesorista en un cabaré y el de escritor mercenario con el seudónimo de William Rood. En 1968, Jaime Camino le invitó a colaborar en el guión de España otra vez, que relataba el retorno a España, con motivo de un congreso médico, de un cirujano norteamericano que había servido durante la guerra en el Batallón Lincoln. Para Bessie era una historia con resonancias autobiográficas, pero la censura franquista se cebó en el guión e incluso cambió el título original, que era el de Spain again. Bessie descubrió con estupor que el productor del filme, quien quería promocionar en la pantalla a la bailarina Manuela Vargas, había luchado en la batalla del Ebro en una posición exactamente opuesta a la suya. Pero esto no impidió que la película concluyese e incluso Bessie interpretó en ella el pequeño papel del doctor Thompson. A su aventura en España dedicaría Bessie su jugoso libro Spain again (1975), que por desgracia no se ha traducido en nuestro país. Su siguiente novela, The symbol, inspirada en un personaje del corte de Marilyn Monroe, fue un duro alegato contra el ensueño americano y obtuvo excelentes críticas.
Ahora tenemos noticia de la publicación en España, más de treinta años después de la muerte de Bessie, de un libro que es algo más que una biografía, tal como se anuncia en la sinopsis y se desprende del título, y que esperamos leer en breve por el interés que desprende una personalidad como la del brigadista analizando la dictadura franquista y la Transición.

La Librería de Cazarabet
c/ Santa Lucía, 53
44564 - Mas de las Matas (Teruel)
libreria@cazarabet.com

DdA, XIV/3580