miércoles, 21 de junio de 2017

LA UE, PREMIO PRINCESA DE ASTURIAS: PARECE UN MAL SUEÑO


Los otorgantes del Premio Princesa de Asturias a la Concordia han tenido la delicadeza de no dar a conocer la noticia de su concesión durante el llamado Día de Refugiado, que fue ayer. La fecha sirvió para saber que el número total de refugiados que se han ahogado en los últimos años en el otrora Mar de la Cultura llega a los 17.000 y que, durante el año pasado, el total de seres humanos desesperados que perdieron la vida sin encontrar la solidaridad europea se cifró en 5.000. Los Premios Princesa de Asturias se han cubierto de gloria, tal como le ocurre al vigente gobierno español: a España le toca acoger a 17.337 personas, de las que, hasta el momento, sólo ha dado asilo a 1.304, es decir, menos del 8% de la cifra acordada. El plazo para cumplir lo acordado vence a finales del próximo septiembre, por lo que es prácticamente imposible que se vaya a conseguir. Al ritmo actual, España tardaría 23 años en lograr su compromiso de acogida, denuncia Amnistía Internacional.- Lazarillo

Fernando de Silva
Parece todo un mal sueño, pero es la pura y dura realidad. La Unión Europea recibe el Premio Princesa de Asturias de la Concordia. Podían haber elegido al cantante Bono o al Banco Mundial de Alimentos, pero optaron por otorgar el Premio a quien más portadas puede acaparar en la prensa mundial, ya que al fin y al cabo es un acto de "propaganda" para nuestra región.

Los trabajadores de toda Europa, en especial los que más han  sufrido las consecuencias de la crisis por las  políticas de austeridad impuestas por la Unión Europea, aplauden sin complejos, ahora que ya han conseguido sentirse despojados de todos sus derechos laborales, al imponerse en nuestro continente las políticas neoliberales. Y a ellos se suman todos los inmigrantes y refugiados ubicados en el limbo de Turquía; porque los que no consiguieron ahogarse en el Mediterráneo siguen vivos, aunque ya nadie se acuerde de ellos, y los tratemos como presuntos delincuentes.

Nos dicen que todo se resolvió por "consenso", que es tanto como aclararnos que quienes estaban en contra optaron por guardar silencio, porque los "protocolos" y las formas funcionan en estas decisiones tan transcendentales. Pero era lógico que esto sucediese cuando la candidatura venía avalada, entre otros, por Felipe González y Francisco González (presidente del BBVA).  Porque la banca cuenta, y mucho, en esto de los apoyos mediáticos para que nos olvidemos que se han llevado 60.000 millones de euros de los bolsillos de todos los españoles.

En fin, mañana sea otro día, y habrá una nueva noticia, que esperamos sea más esperanzadora para nuestro futuro inmediato. Soñar es gratis.
DdA, IV/3567