martes, 2 de mayo de 2017

REPETIDOS ULTRAJES A LA MEMORIA HISTÓRICA EN EL MAZUCU


Lazarillo
El Consejo Ciudadano Autonómico de Podemos Asturies exige a las autoridades pertinentes que investiguen una nueva agresión cometida contra el monolito situado en el alto del El Mazucu, en recuerdo de la última y prolongada batalla de resistencia republicana en la región contra el avance de las tropas fascistas, apoyadas por la aviación nazi (dicho sea ahora que tanto conmemoramos el octogésimo aniversario de la masacre de Guernica, sin mentar la de Cangas de Onís, por ejemplo). «Exigimos a los gobiernos central, autonómico y municipal que pongan todos los medios necesarios para que actos de este tipo no vuelvan a suceder, que se investigue la autoría de estos hechos y se sancione de modo ejemplar a los responsables», solicita Podemos. En un comunicado, la formación morada señala que el pasado martes tuvo conocimiento de una nueva agresión contra este monolito.  El acto de vandalismo, que se repite de forma continuada, fue denunciado el pasado 27 de abril por parte de la Federación Asturiana Memoria y República (FAMYR) que señaló que «ha cobrado especial virulencia este año, ya que habitualmente se atentaba contra la placa, pero respetando el monolito de piedra». En términos similares se ha pronunciado Podemos en su comunicado, subrayando que «no es la primera vez que este símbolo de la lucha antifranquista sufre un ataque, aunque en esta ocasión el ensañamiento ha sido mayor y el monolito fue totalmente destruido». El partido morado espera que esta sea la última vez que un símbolo de homenaje a quienes defendieron la legalidad republicana es ultrajado. Por su parte, el grupo parlamentario de Podemos Asturies preguntará, en un Pleno de la Junta General del Principado, qué medidas se están llevando a cabo para proteger los monolitos de la Memoria. Como es bien sabido, aquella comunidad autónoma no está gobernada por el Partido Popular, aunque la memoria del Mazucu esté repetidamente por los suelos de la sierra del Cuera, a 16 kilómetros de la localidad de Llanes. Movidos por el resentimiento y la intolerancia, los responsables son sembradores de odio.

DdA, XIV/3525