miércoles, 10 de mayo de 2017

GRAN WYOMING, TAMBIÉN CONTRA PEDRO SÁNCHEZ, COMO ATRESMEDIA

¡Tú también Wyoming, tú también!

La Voz del Trubia/Fernando ROMERO
Exclamo con la misma sorpresa y el mismo sentimiento de traición que expresó Julio César cuando, segundos antes de morir apuñalado, observaba atónito que entre sus asesinos se encontraba su querido Marco Junio Bruto.
¡Tú también Wyoming, tú también! Y es que, y salvando las distancias, a raíz de todo el debate entre los tres candidatos a dirigir el PSOE, el Gran Wyoming está utilizando toda su artillería pesada para hacer añicos precisamente al candidato teóricamente más progresista de los tres, a Pedro Sánchez, lo que resulta cuando menos extraño, viniendo de una persona que se considera de izquierdas y que dirige un espacio televisivo – ‘El Intermedio’- que no suele decepcionar a los que creemos que el periodismo debe tener siempre un contenido crítico contra todo poder. Y lo hace de una manera muy poco elegante y menos periodística. Ni siquiera da la cara él cuando se trata de darle caña a Sánchez, (supongo que para mantener su prestigio), sino que le endilga el muerto a Dani Mateo.
Ni soy del PSOE ni abogo por uno u otro candidato a la secretaría general. Realmente me da igual quien gane porque pienso que la crisis interna de los socialistas españoles no se arregla cambiando de secretario general porque es un problema de calado o, como diría un pedante, estructural.
Pero me duele como periodista que se utilice un medio con una gran audiencia y un no menor prestigio, ejemplo, (al menos para mi) de periodismo crítico, para triturar a uno de los candidatos sin que se sepa muy bien el porqué de esa inquina. Insisto, no me voy a erigir en defensor de Sánchez, al que nunca tuve especial simpatía porque siempre me pareció un candidato fabricado desde un gabinete, aunque confieso que la campaña de acoso y derribo a la que se está viendo sometido por parte del aparato del PSOE y de la oligarquía económica y mediática de este país, hace que cada vez aumente más mi admiración por él.
Más aún porque Pedro Sánchez, insisto, creado por el aparato por ser guaperas y tener buena planta, se ha templado en los últimos meses en la fragua del debate, en la cercanía a las bases y en la valentía de criticar a sus mentores y de buscar (al menos de cara a la galería) las esencias de un PSOE que lleva muchos años a la deriva ideológica.
Estoy convencido de que esa campaña de ‘El Intermedio’ no tiene tanto que ver con lo que piensa su director si no con los intereses que defiende Atresmedia Corporación, muy ligada a la aristocracia socialista y, por ende al Poder con mayúscula. Lo que me extraña es que el Gran Wyoming, con su talla y su trayectoria profesional, haya cedido a las presiones. No era necesario. Lo entendería si fuera un becario o su programa no tuviera audiencia ¡pero… es el gran Wyoming!.
Decepcionado por la deriva de este programa que parecía independiente y, sobre todo, decepcionado porque era el único espacio televisivo, junto con los documentales de La 2, que me quedaba.

DdA, XIV/3532