martes, 4 de abril de 2017

LA JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN PARALIZA LA MINA DE URANIO DE RETORTILLO

La Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo dio este martes un nuevo varapalo al proyecto promovido por la empresa Berkeley para abrir una mina de uranio en Retortillo. Ha paralizado el proyecto durante dos meses, a la espera de que se cumplan algunos trámites.

Este organismo, dependiente de la Junta de Castilla y León, analizó el expediente de la solicitud de autorización de uso excepcional en suelo rústico para la mina de uranio en Retortillo, y ha advertido que faltan el informe del Ayuntamiento de Retortillo sobre la consideración de interés público del proyecto y sobre las alegaciones presentadas al proyecto.
Por eso acuerda suspender el procedimiento de autorización durante dos meses, así como solicitar al Ayuntamiento de Retortillo que, en un plazo de dos meses, se pronuncie sobre la declaración de interés público del proyecto y sobre las alegaciones presentadas (unas 1.500).
Además, la comisión solicita a la Dirección General de Vivienda, Arquitectura y Urbanismo un informe sobre cómo debe actuar la Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo en caso de que el Ayuntamiento de Retortillo no se pronuncie sobre el interés público del proyecto.
Este contratiempo, sumado a las investigaciones de la fiscalía sobre la balsa construida para la mina y la tala de encinas, ponen en el alero el proyecto, que ya empieza a ser discutido por las instituciones que gobierna el PP.
Este mismo martes hubo una concentración de activistas de Stop Uranio y Salamanca Antinuclear ante la sede de la delegación territorial de la Junta en Salamanca, donde se iba a reunir la Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo.
Asimismo, la agrupación agraria Alianza UPA-COAG exige a la Administración que pare “de forma inmediata” el arranque de encinas que se está llevando a cabo en estos momentos, “puesto que sería un daño irreparable si al final no se produce la explotación minera”.

La Crónica de Salamanca