miércoles, 15 de febrero de 2017

LA ASOCIACIÓN "RECUPERAR LA ILUSIÓN"

Félix Población

Después de su derrota en Vistalegre II y no antes, nos enteramos hoy de la existencia de una asociación con CIF propio (G87676920) que lleva por nombre el mismo con el que el hasta ahora secretario político de Podemos puso título a su programa: Recuperar la ilusión

Su domicilio social está en el número 3 de la calle Princesa de Madrid, en frente de la sede de Podemos, y tiene su razón de ser –según la web creada a los efectos por Íñigo Errejón- en aglutinar apoyos y proteger  los datos de todos aquellos afiliados que lo apoyaron en la pasada asamblea del partido. Teniendo en cuenta que Podemos también nació como un movimiento asociativo, no es de extrañar que los medios encargados de promocionar y fomentar la división interna de ese partido estén detrás de este registro para sugerir que, si se produjera un disentimiento total en las conversaciones que Iglesias y Errejón mantendrán estos día a propósito del papel que jugará el segundo a partir de ahora en el partido, quizá Recuperar la ilusión fuera a corto o medio plazo el fermento de un nuevo partido político.

(Es de recordar a este respecto el local que abrió un sector de la militancia del PSOE proclive a Sánchez en la calle Ferraz, a raíz del bochornoso desenlace del comité federal, en la sede central del partido sita en la misma calle, que acabó con la defenestración de Pedro Sánchez).

Personalmente no creo que el hasta ahora secretario político de Podemos se deje arrastrar por uno de los vicios que más daño han hecho históricamente a los movimientos emancipadores en este país. Para inclinarse por tal alternativa deberían darse unas condiciones de inhabitabilidad para él y sus partidarios, dentro de la formación morada, que no creo existan actualmente, o no deberían existir si la democracia interna y los objetivos comunes priman.

No es fácil volver a trabajar juntos y recuperar una buena dinámica después de haber experimentado la primera crisis seria en la organización y haberse equivocado de modo tan parvulario con la transmisión de las diferencias internas, pero es de esperar que no se hagan oídos sordos a la voz que les llegó en Vistalegre. Para poder es imprescindible la unidad. Lo contrario sería volver a las páginas de la impotencia, contrarias al verbo que aglutina al movimiento. El resultado claro de la asamblea de este fin de semana debería haber nutrido de madurez al candidato derrotado. Inteligencia le sobra para reconocer que no la ha tenido pretendiendo lo que no podía ser y al final no fue.

DdA, XIV/3468