lunes, 7 de noviembre de 2016

ESPAÑA: DESOLADOS CAMPOS SOLARES




Félix Población

Una vez más, a esa hora del domingo en que por lo general estamos de vuelta de un fin de semana ocioso y despreocupado en el que algunos hemos podido dar alguna posibilidad de práctica a nuestras aficiones e inquietudes al aire libre, Jordi Èvole se nos presenta en La Sexta con su programa cojonero removedor de conciencias

El Consejo de Ministros aprobó hace un año el real decreto que impone lo que denomina "peaje de respaldo" al autoconsumo energético. Es lo que se conoce como "impuesto al sol", sobre el que las organizaciones de consumidores, grupos ecologistas, asociaciones empresariales y la oposición llevan advirtiendo desde que hace más de dos años el Ministerio de Industria diese a conocer sus intenciones. Después de algunos retoques basándose en el informe de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) y el visto bueno del Consejo de Estado, el Gobierno de don Mariano aprobó la normativa que para organizaciones como Greenpeace supone una "clara política de penalización de las energías renovables, el ahorro y la eficiencia energética".

Industria, con su ministro Soria el de Panamá a la cabeza, defendió el decreto en cuestión por garantizar la estabilidad económica y financiera del sistema y evitar que todos los consumidores "subvencionen" el autoconsumo -lo llama, de hecho, "peaje solidario"-. Cuando el Gobierno habla de "el sistema", organizaciones como Ecooo escuchan “la cuenta de resultados de la grandes compañías eléctricas”. 

Facua, la organización de defensa de los derechos de los consumidores, también denuncia que se impusieron "los intereses de las grandes compañías eléctricas sobre los de los consumidores, a quienes perjudica económicamente". Recuerda, además, que "el sistema que perpetúa ha provocado subidas de la luz para los hogares del 74,93% en los últimos diez años". Greenpeace afirma que con esta medida y otras que ha aprobado "el Gobierno rindió vasallaje al oligopolio eléctrico".

Ayer, en su entrevista con Sergio López de Castro, jefe de ventas de Fronius España, explicaba a Jordi Èvole en Salvados que "España era el líder indiscutible en el mercado fotovoltaico a nivel mundial" y que "con la ley del PP muchas empresas no han podido soportar la bajada y han desaparecido". Al tiempo podíamos ver las instalaciones de huertos solares perdidas en estos últimos años, una perspectiva que en el porvenir podemos pagar muy cara, pero que beneficia crematísticamente al 75 por ciento del consejo de administración de Iberdrola, copado por banqueros y expolíticos. Doce de sus dieciséis integrantes han trabajado o trabajan en entidades financieras, políticas o instituciones públicas. 

PS.- Los 17 expolíticos que el año pasado se sentaban en los consejos de administración de las compañías de los sectores eléctrico y gasista que cotizan en el Ibex 35, principal índice bursátil español, se repartieron en 2014 un total de 3.163.000 euros brutos, de acuerdo con los datos remitidos en los últimos días por las empresas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). EL DIARIO.ES

                                                                                                                                   DdA, XIII/3380