viernes, 21 de octubre de 2016

LA REVISTA ATLÁNTICA XXII PIDE AYUDA: 8.000 EUROS POR DONAIRE

Lazarillo

Como colaborador de una publicación bimestral que está siendo modelo de periodismo crítico, libre e independiente en Asturias de hace casi ocho años, participo a los lectores de este modesto DdA la invitación a colaborar en su sostenimiento y promoción, porque otro periodismo está siendo posible:
«Atlántica XXII» es una apuesta consolidada por el periodismo de investigación, independiente y crítico. Ya lleva con éxito casi ocho años en la calle con su edición principal, en papel y a todo color, complementada con otra en la web. En estos más de siete años nos atrevimos con todo: los negocios de los Borbones, los ingresos de Rajoy como registrador de la propiedad o los turbios asuntos del todo poderoso sindicato minero SOMA y su líder el defenestrado José Ángel Fernández Villa. Soltamos bombazos de enorme impacto desde sede asturiana, porque los contenidos de la revista desbordan lo local, y nos ignoraron... mientras pudieron. Ahora Atlántica XXII debe recaudar unos 8.000 euros para hacer frente a los gastos que conlleva el recurso al Tribunal Supremo por el Caso Donaire. Unos 2000 ya se recaudaron en una campaña de ingresos directos. Eduardo Donaire, sindicalista de UGT- Asturias y miembro del comité federal del PSOE, interpuso una denuncia contra nuestra revista a raíz de informaciones publicadas en Atlántica XXII sobre su patrimonio personal y su gestión al frente de la Federación del Metal de UGT- Asturias. Ya con anterioridad la revista tuvo que asumir otros cuantiosos gastos judiciales, porque UGT lleva interpuestas contra la publicación cinco denuncias diferentes. Tres de ellas no fueron ratificadas, pero se celebraron actos de conciliación sin acuerdo que supusieron los correspondientes gastos de tasas judiciales, abogado y procuradora. El sindicato socialista también denunció a otros dos periodistas, Gregorio Morán y José Ramón Patterson, por textos sobre este conflicto. Las denuncias no prosperaron. Tampoco la primera de todas, contra el director, Xuan Cándano. Este acoso judicial pone en peligro la propia continuidad de la publicación, a pesar de la estabilidad económica conseguida en los últimos ejercicios. Ayúdanos a defender el periodismo que deber ser libre.


DdA, XIII/3366