jueves, 27 de octubre de 2016

EL POTENCIAL DE CAMBIO SOCIAL DE LA ENSEÑANZA

La imagen puede contener: 5 personas

Emilio Silva

La manifestación que aparece en esta fotografía formaba parte de la campaña electoral de febrero de 1936. El niño que sujeta la pancarta tenía en ese momento nueve años y era hijo de un militante de Izquierda Republicana obsesionado con las políticas educativas de los gobiernos de la Segunda República. Ocho meses después de ser tomada esa fotografía el cuerpo del padre yacía en una cuneta junto a los de otros trece civiles y ese niño dejaba la escuela con la que había soñado su padre para ponerse a trabajar, con diez años, siendo cabeza de familia de cinco hermanos menores.
El estado natural de la rancia derecha española es el de "Los Santos Inocentes". Los conservadores nacional católicos parapetan los caminos por los que nuestra sociedad puede llegar más lejos avanzando hacia el progreso. Y el potencial de cambio social de la educación, de la instrucción pública, es enorme. Por eso una huelga de la enseñanza y una defensa de sus recursos públicos son extremadamente importantes, porque la calidad de nuestro futuro es completamente proporcional a la del presente de nuestra enseñanza pública. "Yo también quiero un grupo escolar: ¡VIVA AZAÑA!

DdA, XIII/3371