viernes, 3 de junio de 2016

UNA BIOGRAFÍA SIN SILENCIOS DEL REY EMÉRITO


Félix Población

Rebeca Quintans (Arzúa, A Coruña, 1964) es licenciada en Filología por la Universidad de Santiago de Compostela y doctora en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Trabajó como reportera freelancer para diversas publicaciones y es autora junto con Andrés Sánchez de Gran Hermano, el precio de la dignidad. Actualmente compagina su trabajo como profesora de Teatro, Lengua y Literatura en un instituto público de Educación Secundaria del barrio de Entrevías de Madrid, con el de profesora asociada en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense. 

Anteayer presentó Quintans en el Ateneo de Madrid, en compañía del director de la editorial Akal y Juan Carlos Monedero, una singular biografía del rey Juan Carlos I que promete ser muy interesante. En el libro se revelan o desvelan -tal como indica su título, Juan Carlos I, la biografía sin silencios- muchas de las páginas silenciadas que sobre la figura del monarca se han venido sucediendo a lo largo de los últimos cuarenta años. Ya en el año 2000, Rebeca Quintans publicó lo que bien podría ser el adelanto de esta obra, si bien entonces lo hizo con el seudónimo de Patricia Sverlo por temor a represalias. En aquella ocasión el libro se tituló Un rey golpe a golpe. Biografía no autorizada de Juan Carlos I y ya tuvo una importante acogida.

Acerca de la edición publicada ahora por Akal, señala la autora que  todo el texto de la obra original ha sido revisado en mayor o menor medida, se ha reordenado parte de la información y se han añadido capítulos. Pero no se ha eliminado, ni por autocensura ni por censura de otros, ni una sola línea. Aunque sí se han corregido algunas cosas y añadido muchas más que antes no se habían incluido, bien porque no estaban entonces suficientemente documentadas, bien porque sucedieron con posterioridad a la publicación de la obra. Por eso podríamos decir -en palabras de Quintans- que es una versión menos corregida que aumentada.

Entre las páginas más interesantes del libro no pueden faltar la relativas al golpe de Estado de 1981, como no podía ser menos, y al papel jugado por Juan Carlos I en esa bochornosa coyuntura de nuestra historia reciente, papel que a la postre revirtió en la reconversión del rey como adalid de la democracia, según expuso el profesor Monedero. También se refirió el cofundador de Podemos al carácter no fallido que tuvo aquel episodio en el devenir político del país. A lo largo del último medio siglo hemos sido educados en la verdad absoluta de que Juan Carlos de Borbón era el primer defensor de la patria: culto y refinado, campechano al tiempo, padre y marido ejemplar, defensor de las causas nobles, honesto, decente y demócrata, ajeno e incólume a los malos gobiernos, por encima de los cuales siempre brillaba su supuesto y más que cuestionable carisma. 

Rodeado de esa aureola con la que se publicitó la institución que representaba, gracias a la genuflexión cortesana llevada a cabo por los medios en torno a la figura del soberano, esta biografía del rey emérito está llena de contenidos poco o mal aflorados de su currículum. Ninguna parcela de la vida del monarca está exenta de tratamiento, por lo que cabe augurar a la obra una amplia difusión, que esta vez será posiblemente mucho mayor que la de hace dieciséis años. Si ahora ha sido posible un libro de estas características debemos agradecerlo a la abdicación del rey, pues ésta lo ha rebajado de estatura y pleitesía, con lo cual venimos a decir también que sobre su heredero Felipe VI se vienen acumulando silencios que algún día encontrarán posiblemente su voz, por la falta de transparencia que la institución monárquica sigue teniendo en España.

                                DdA, XIII/3286