martes, 17 de mayo de 2016

LA LLAMA DEL 15-M


Félix Población

Coincidiendo con los cinco años de aquel 15 de mayo de 2011, circula por la red un documental de Alfonso Amador que bajo el título Cincuenta días de mayo: ensayo de una revolución recomiendo a cuantos se interesen por recrear y reflexionar sobre un hecho que vino a cambiar la vida política en España y que la actual presidenta de la Comunidad de Madrid motejó en su día de delincuencia, como asimismo fue calificado por los medios de información conservadores. En el mencionado documental se puede escuchar a un ciudadano de avanzada edad que, con la emoción desbordada en la voz, apenas puede pronunciar unas palabras: "Habéis encendido una llama, procurad que no se apague". Los miles de personas que quisieron rememorar aquella fecha el pasado domingo, cuando acaba de tener lugar la fusión electoral entre Podemos e Izquierda Unida/Unidad Popular, acudieron a la Puerta del Sol conscientes de que estamos en puertas de que lo gestado hace un lustro en esa plaza puede tener su representación en el Parlamento de manera mucho más significativa que durante la anterior y breve legislatura. La llama, por lo tanto, puede propagarse e iluminar de nuevas expectativas la vida política en España desde los escaños del Congreso. Muy posiblemente, Unidos Podemos (UP) no llegue a gobernar, porque para ello requeriría el concurso de un PSOE que hasta ahora se ha mostrado más proclive a pactar con la nueva derecha emergente, protagonizada por Ciudadanos, pero sí estará en disposición de hacer una oposición en consonancia con la llama de la que habla el anónimo ciudadano en el documental de Alfonso Amador. 

+@ Léase: Artículo de Juan Carlos Monedero: 15-M, un guión que no admite cortes.

Puntos de Página
Está el régimen tan asustado con la posibilidad de que gobierne la nueva izquierda que tienen a las cloacas del Estado trabajando a todo tren para impedirlo. El PP utiliza a la policía contra Podemos, fabrica informes policiales y declaraciones judiciales para desacreditarles y los filtra a sus medios para que intoxiquen
Javier Gallego, Las cloacas del estado, léase ElDiario.es 

                                  DdA, XIII/3270