viernes, 8 de abril de 2016

LOS MUERTOS TAMBIÉN CUENTAN EN LOS CONGRESOS DEL PP


Félix Población

Es de sobra sabido y hartamente divulgado el problema que afecta al partido del Gobierno en funciones con relación a las sucesivas tramas de corrupción que lo afectan, sin que don Mariano Rajoy sienta -antes al contrario- la responsabilidad de dimitir y dejar asomar la posibilidad cada vez más improbable de que el PP pueda reverdecer de tanto fiasco. De lo que no teníamos noticia, y ahora acabamos de enterarnos gracias a la información suministrada por el diario asturiano El Comercio, es de que los muertos contaban en los congresos del Partido Popular hasta el punto que revela la sentencia de Sergio García, magistrado del juzgado de primera instancia número 11 de Gijón, según la cual la inclusión de hasta 146 fallecidos, 146, así como la de cientos de militantes que no estaban al corriente de sus cuotas ha servido para que se anulara por segunda vez el congreso local del citado partido, celebrado el pasado 7 de febrero de 2015. Aunque en la sentencia se especifica que lo esencialmente relevante es la clara incorreccion del censo de afiliados y su falta de fiabilidad en orden a reflejar su correspondencia con la realidad de la afiliación al partido, es de hacer constar que los tribunales ya habían anulado un congreso anterior, que tuvo lugar en octubre de 2014 por cuestiones formales. Desconozco si entre las mismas figuraba también la relación de 146 difuntos con los que el Partido Popular de la ciudad asturiana engrosó las listas de afiliación, pero es sintomáticamente llamativo que una formación política tan enlodada en las tramas de corrupción cuente como militancia en activo para dirimir algo tan decisivo como son los debates y resoluciones de sus congresos a cientos de respetables difuntos. Se conoce que como en los lejanos tiempos de Oligarquía y caciquismo (Joaquín Costa) el voto de los muertos sigue contando en el partido conservador.

DdA, XIII/3248