viernes, 11 de marzo de 2016

INDEMNIZACIONES DE DIPUTADOS POR CESE : QUE NO, QUE NO NOS REPRESENTAN, QUE NO

Antonio Aramayona
Nuestros/as representantes parlamentarios/as pueden recibir una ayuda de 2.813,87 euros brutos mensuales  por haber dejado de ser diputado/a y no tener otro trabajo ni otros ingresos (por eso tantos y tantos gritaron ¡no nos representan! y por eso cada vez más me representan menos –en el caso de representar algo. Como botón de muestra, la ex diputada por el PP y ex ministra de Sanidad, Ana Mato, recibirá 53.463 euros por este concepto.
Al parecer, “un total de 64 diputados de la pasada legislatura que han dejado de serlo —por no haber sido elegidos el 20-D, dimisiones y otras causas— se han acogido a la ayuda de 2.813,87 euros brutos mensuales por cada año de mandato parlamentario a la que tienen derecho y que otorga el Congreso en concepto de ‘indemnización por cese’ si carecen de ingresos particulares” (cfr. El País). Este es el listado completo de posibles diputados beneficiarios. 



2.813,87 euros brutos mensuales por cada año de mandato parlamentario. Lo mismo que cobran sus representados/as desempleados:
“La cuantía de esta prestación se percibe una vez al mes y es, durante los primeros seis meses de protección, igual al 70% de la base cotización del trabajador en su anterior empleo, y del séptimo mes en adelante, del 50% de la base cotización. La cuantía de la prestación no puede ser superior a:
1.087,21 euros, al mes si el perceptor no tiene hijos a cargo.
1.242,52 euros al mes, si el perceptor tiene un hijo a cargo.
1.397,84 euros al mes, si el perceptor tiene dos o más hijos a cargo.
Tampoco puede ser inferior a:
                 497,01 euros al mes, si el perceptor no tiene hijos a cargo.
                 664,75 euros al mes, si el perceptor tiene hijos a cargo.2
El tiempo que una persona percibe la prestación por desempleo computa como tiempo cotizado de cara al cálculo de su pensión contributiva de jubilación, de ahí su carácter de "prestación contributiva" (cfr. Wikipedia).
De los beneficiarios, seis diputados ya han renunciado a la “indemnización por cese”: el exministro Jesús Caldera (PSOE); la exvicepresidenta del Congreso Teresa Cunillera (PSOE); el exportavoz económico del PP Vicente Martínez Pujalte (entre otras lindezas, en 2015, según el diario El País, Pujalte habría cobrado 75.000€ de manera irregular de la empresa constructora Grupo Collosa a través de la suya propia, en el marco de un caso de corrupción en Castilla y León, destapado e investigado por la Agencia Tributaria); José Miguel Castillo Calvín (PP) y Javier Puente (PP). La ex ministra socialista Trinidad Jiménez solo ha cobrado un mes de indemnización, pues ahora trabaja en ya para Telefónica. Léase a este respecto en El País del ocho de febrero de este mismo año: “El líder del PSOE y candidato a presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido la próxima incorporación de la exministra Trinidad Jiménez a Telefónica, porque "no es a ningún Consejo de Administración ni nada que tenga que ver con eso", ha dicho, sino que es "como una trabajadora en la compañía"” (“…como una trabajadora…”: se me cae la cara de la vergüenza que otros parecen no tener).
¿Y qué pasa con el Pacto del “Cambio” (¿cambiazo?) PSOE-C’s? Sigo leyendo en las mismas páginas de El País:
 “PSOE y Ciudadanos han defendido este jueves el derecho de los diputados que dejan de serlo a percibir una indemnización por cese incompatible con ningún otro ingreso, mientras que Podemos ha rechazado que los parlamentarios disfruten de ‘privilegios’ (El País escribe entre comillas la palabra privilegios cada vez que aparece en el artículo)  que están vetados a otros trabajadores. La portavoz adjunta de Podemos en el Congreso, Irene Montero, ha indicado que en su partido son favorables a impulsar políticas dirigidas a "disminuir las desigualdades" y "fortalecer los derechos laborales de la mayoría trabajadora".
Por eso, respaldan que se eliminen los "privilegios" a "aquellos que por su posición en la sociedad" tienden a tenerlos. Así, considera que los diputados deben "ser un ejemplo para la sociedad" y no deben "disfrutar de privilegios que de alguna manera son injustos porque no los pueden disfrutar la mayoría de la ciudadanía", que con sus impuestos son los que financian este tipo de indemnizaciones por cese.
El portavoz del Grupo Socialista, Antonio Hernando, ha explicado que los diputados no tienen derecho a prestación por desempleo, por lo que, si piden la indemnización por cese, es porque no tienen "ningún otro tipo de ingreso".
DdA, XII/3236