sábado, 13 de febrero de 2016

POR UN PERIODISMO DECENTE A LA ALTURA DE UNA DEMOCRACIA DECENTE

Lazarillo


Aunque no esté del todo de acuerdo con algunas decisiones tomadas por el Ayuntamiento de Madrid en los últimos meses, este Lazarillo cree oportuno compartir en todos sus puntos el comunicado que Ahora Madrid ha hecho público recientemente, a raíz de los últimos, desaforados, sectarios e infames ataques que contra el gobierno municipal de la capital de España vienen propalando determinados medios de comunicación y que se iniciaron a los pocos días de que Manuela Carmena fuera elegida alcaldesa de Madrid, frustrando así las expectativas de la candidata del Partido Popular, Esperanza Aguirre. El último de esos ataques es el que en la edición de hoy ha perpetrado el diario El Español con el titular abajo consignado, que debería avergonzar a sus pergeñadores. Se conoce que Pedro J Ramírez, fundador de ese medio y responsable de una de las páginas más bochornosas del periodismo español en su historia -la trama conspiranoica del 11 M, escrita al dictado del último gobierno Aznar que la concibió-, está muy inquieto ante la posibilidad de que El Español pueda ser, a la postre, un malogrado intento de conseguir un periódico competitivo. Cuentan, incluso, que don Pedro anda muy nervioso y malhumorado ante la carencia de exclusivas por parte de sus redactores. Y es que a ese periodismo, como a la vieja política de un régimen en extinción, también le toca el retiro. Se debe aspirar a un periodismo decente, a la altura de una democracia decente:

 

  • Ahora Madrid lamenta los ataques personales que están sufriendo sus concejales con el objetivo de desacreditar al gobierno municipal y la apuesta de cambio.
  • Utilizar un hecho personal y doloroso para atacar un proyecto político supera los límites de la ética periodística. Resulta inadmisible que un medio de comunicación emplee un acontecimiento de la vida íntima de dos personas para cuestionar una labor política.
  • Ahora Madrid reclama el ejercicio responsable del periodismo. Los medios de comunicación son garantes de la democracia y las libertades sociales y deben estar a la altura de la responsabilidad que eso conlleva.
Desde que Ahora Madrid formó gobierno municipal, hemos recibido multitud de críticas y acusaciones. Entendemos que debe ser así y que, al tratarse de un proyecto político innovador, la atención mediática y social sea mayor. Nos felicitamos por ello: nuestro proyecto de cambio necesita a los medios de comunicación como garantes de la democracia y las libertades, que investiguen e informen sobre errores y manipulaciones, también en el caso de que sean nuestras. Pero en demasiadas ocasiones estamos viendo que los límites de la ética periodística se han traspasado y hechos estrictamente personales se convierten en titulares despreciables, en arma arrojadiza para atacar un proyecto colectivo.


Hace dos años, dos personas que ahora trabajan en el Ayuntamiento de Madrid vivieron la experiencia de un aborto y decidieron contarlo en un contexto muy concreto: la amenaza del Gobierno de Mariano Rajoy de endurecer la ley de interrupción voluntaria del embarazo. Fue para ambos un momento extremadamente doloroso y quisieron contar la experiencia para pronunciarse en contra de estos planes. Ahora, un medio decide convertir esa circunstancia en un titular asociado a la gestión municipal. Se ha traspasado una línea roja que debemos denunciar públicamente.

Es quizás intención de determinados medios generar polémicas que les reporten audiencias fáciles y rápidas. Somos conscientes de que nuestra denuncia les reportará algunas visitas más, pero sentimos que nuestra obligación es decir alto y claro que ya está bien, que hasta aquí, que la ciudadanía no merece que se rebaje hasta estos niveles el debate político. Llamamos a la responsabilidad en el ejercicio del periodismo y reiteramos nuestra disponibilidad para ofrecer toda la información que nos sea requerida, pero siempre dentro de los límites éticos exigibles.

¿Pero por qué hay asesores en el Ayuntamiento?

No es posible que 20 concejales puedan llegar a una institución del tamaño y complejidad del Ayuntamiento de Madrid para gestionarla adecuadamente sin la ayuda de un equipo de confianza capaz de poner en marcha las políticas por las que fuimos elegidos. Lo que sí creemos, tal y como llevábamos en el programa, es que deben ser menos, y por ello hemos reducido de 123 a 67 el número de asesores del Ayuntamiento. Por poner ejemplos, con el Gobierno anterior cada concejal tenía dos asesores para cada distrito que presidía; ahora sólo uno. Otro: antes en el área de Economía había once, ahora sólo dos.

Los asesores y asesoras de cualquier partido deben conjugar dos elementos básicos: el compromiso político hacia el proyecto que se quiere impulsar y la capacidad técnica a la hora de desarrollar el cometido de gobierno. En el caso de Nuria  Sánchez, asesora de Guillermo Zapata en el distrito de Fuencarral-El Pardo, se cumplen sobradamente los dos (ver CV anexo). Entendemos que su perfil es de excelencia de cara a desempeñar la tarea que le ha sido encomendada en un distrito que además conoce sobradamente pues ha sido vecina durante muchos años y ha trabajado en él desde diferentes espacios de participación ciudadana.

Como se ha dado a conocer, Nuria Sánchez y Guillermo Zapata adquirieron el compromiso de cobrar 36.000 euros brutos antes de tomar  posesión de su cargo y adherirse al código ético de Ahora Madrid. Es falso que Nuria Sánchez cobre más de 50.000 euros al año: ante la negativa del resto de grupos municipales a votar en el Pleno a favor de bajar el sueldo de concejales, concejalas y personal eventual, los cargos de Ahora Madrid están realizando donaciones a organizaciones sin ánimo de lucro por todo ingreso superior al límite que marca nuestro código ético.
CV Nuria Sánchez 
Participa en Ahora Madrid desde su inicio. Es diplomada en Trabajo Social, licenciada en Antropología Social y Cultural, Máster en Análisis de Políticas Sociales  Europeas, Máster en Metodologías Participativas para el Desarrollo Local y con una amplia experiencia profesional en el ámbito de las  políticas públicas, habiendo trabajado como consultora externa para  diferentes organismos e instituciones públicas como: la Comisión Europea, Instituto de la Mujer, Ayuntamiento de Parla, Mancomunidad de  Servicios Sociales de Vega del Guadalix, Ayuntamiento de Vigo, Instituto Balear de la Mujer, por citar sólo algunos. Entre sus áreas de especialización está la implementación de mejoras en los servicios sociales mediante procesos participativos. 
 DdA, XII/3212