jueves, 21 de enero de 2016

EL ÚNICO GOBIERNO QUE NECESITAMOS ES EL QUE HAGA PAGAR PRIMERO A LOS MAFIOSOS

...y se plante ante Europa para defender a las personas de la mafia de evasores, financieros y corruptos. Lo demás serán pactos de silencio.

Javier Gallego

Europa ha empezado a dejarnos cabezas de caballo ensangrentadas en la cama. Hace unos días nos advertía que España tendrá que profundizar en la reforma laboral, esto es, que cavemos más profundo el hoyo al que van a tirar el cadáver del trabajador y los restos de sus derechos laborales. Ahora han enviado al comisario de finanzas a Davos, cita anual del sicariato de traje y corbata, donde les ha dicho a nuestros representantes que tenemos de plazo hasta primavera para hacer más ajustes que es como llaman a ajustar más la soga al cuello. Aún les parece que está muy suelta.
El comisario político en cuestión, o cobrador del frac si lo prefieren, ha dicho que tiene que “hablar seriamente” con nuestro gobierno, el que haya, aunque por sus palabras sabemos que están presionando para que sea una gran coalición a sus órdenes. Quien dice presionando, dice extorsionando, que es lo que hacen los usureros. En Europa si no pagas pronto, ya sabes, te hacen un corralito griego. Antes le cortan un dedo a un ciudadano que dejar que el déficit de un país ponga nervioso a los mercados y los inversores se den el piro. Éstos son los que gobiernan, los otros son sólo sicarios.
Si no lo fueran, ya habrían salido a defendernos de la voracidad de los mercados y va a ser que no. Por eso sabemos que lo de “hablar seriamente” suena a lo que es: una amenaza. Es lo previo a mandarte a unos matones a que te rompan las piernas. Tenía razón Mariano, lo de Europa con España no fue un rescate. Fue más secuestro. Son nuestras democracias las que están secuestradas en manos de esta mafia financiera a la que ni siquiera han puesto límite ni castigo después de hundir el tinglado. Es un capítulo de Los Soprano. Si no quieres que te hunda el negocio, ya me estás pagando la mordida, el pizzo. ¿Y quién viene a cobrarlo? El sicario europeo de turno.
El problema añadido de España es que estamos pagando las deudas de una mafia política que actúa desde dentro. La última ha sido la presunta trama de corrupción de la empresa pública de aguas del Mediterráneo, Acuamed, investigada por la posible concesión irregular de contratos públicos. Otro saqueo del dinero de todos que nadie vigiló ni nadie devolverá. Caerá algún pájaro pero la bandada seguirá volando con nuestro dinero. De vacaciones, como Gustavo de Arístegi, cesado por presunta corrupción, que se ha cogido unos días libres a cargo del ministerio de Asuntos Exteriores.
O como la modelo Mar Flores y su marido, el empresario Javier Merino, que deben 10 millones de euros a Hacienda pero andan presumiendo en Instagram de sus viajes de lujo. Y mientras el Supremo confirma el  desahucio de una anciana por una deuda de una sola tasa de basuras de 106 euros que ni siquiera está incluida en el contrato. El problema en España es que la mafia goza de impunidad mientras el peso de la ley cae como un mazo sobre las personas que pagan las vacaciones de los mafiosos.
Ya es hora de que nos tomemos nuestra vendetta (demócrata, por supuesto). El único gobierno que necesitamos es uno que haga pagar primero a los mafiosos y se plante ante Europa para defender a las personas de la mafia de evasores, financieros y corruptos. Lo demás serán pactos de silencio.


Eldiario.es  DdA, XII/3191