domingo, 10 de enero de 2016

EL TEMOR DE JUNTS PEL SÍ Y LA CUP A ADA COLAU

Félix Población

Me parece absolutamente lamentable que la CUP haya querido salvar al partido de Pujol and family con tal de hacer lo propio con el proceso hacia la independencia de Cataluña. Una formación política que se dice de izquierda, y hasta de izquierda radical, anticapitalista y asamblearia, ha llegado a un acuerdo con uno de los partidos que integran Junts pel sí (JPS) y que representa a la burguesía nacionalista catalana, el partido que gobernó Cataluña durante muchos años bajo la presidencia de Jordi Pujol, vinculado con diferentes casos de corrupción y con la titularidad de abultadas cuentas corrientes en diferentes paraísos fiscales. 

Si se ha llegado a este pacto contra natura, en ultimísima instancia y después de haber dejado claro la CUP que entre su militancia había una mitad que lo descartaba, no sólo ha sido por proseguir con el proceso independentista que en su día un sector de la CUP no aceptó tras las pasadas elecciones autonómicas -al haber sido inferior al 50 por ciento los votos cosechados a favor del mismo-, sino por temor a los resultados de unos nuevos comicios, temor  que coincidiría sobre todo con el del partido de Mas, en clara decadencia.

Es muy posible que de haberse celebrado una nuevas elecciones autonómicas, la posibilidad de que la alcaldesa de Barcelona Ada Colau se presentase a las mismas con En comú podem hubiera dejado a la alternativa soberanista muy mal parada. Yo a eso lo llamo miedo al criterio de la ciudadanía, un criterio -por otro lado- al que Junts pel sí tanto ha apelado al reclamar el derecho a decidir en un referéndum, que es lo que Ada Colau -posible vencedora en una nueva cita con las urnas-  siempre ha defendido y defiende. 

PS.- Ha dicho Artur Mas, tras el acuerdo de ayer: Hemos logrado lo que las urnas no nos dieron. Luego el proceso independentista carece al día de hoy del aval democrático de las urnas.


DdA, XII/3180