jueves, 31 de diciembre de 2015

MENSAJE DE AÑO NUEVO DE PABLO IGLESIAS

Foto de Pablo Iglesias.
Pablo Iglesias

Hace un año trabajábamos preparando una movilización histórica que llenó la Puerta del Sol el 31 de enero. Hoy trabajamos para dar la cara por la gente de nuestro país también desde el Congreso de los diputados. Ha sido un año hermoso en el que hemos contribuido a que la dignidad gobierne hoy en las principales capitales españolas, en el que hemos llenado los parlamentos autonómicos de diputadas y diputados del pueblo. Ha sido un año difícil en el que hemos aprendido a golpes y superado errores, un año en el que demostramos que éramos capaces de convertir la profecía arrogante de los adversarios en una remontada histórica. Y sobre todo, este ha sido el año en el que hemos estado a la altura de lo mejor de nuestra historia y de sus gentes. Hoy recuerdo ese minuto de oro que sirvió para hablar al alma y a la memoria de un país, recuerdo todos los debates y a los compañeros que me ayudaron a prepararlos, recuerdo a los militantes anónimos que se dejaron la piel en cada detalle. Y también recuerdo a los ausentes, a las gentes que lucharon por un país mejor. Mi tío-abuelo fusilado, sus hermanas que me criaron, mi abuelo escribiendo poemas a mi abuela desde la prisión o mis padres militando en la clandestinidad. Son sólo ejemplos del gran país que alguna vez cayó en el desencanto y que hoy puede estar orgulloso de sus hijas e hijos. Es difícil y será más difícil aún, pero estamos demostrando que se puede. Nunca más una España sin sus pueblos y sus gentes. Feliz año nuevo a todos y a todas!

DdA, XII/3173