viernes, 20 de noviembre de 2015

RAJOY Y SÁNCHEZ, AMIGOS DE BERTÍN EN TVE Y EN PERIODO ELECTORAL

Con la nieta del extinto caudillo, "en la suya"
Félix Población

El Consejo de Administración de Radio Televisión Española (RTVE) ha aprobado recientemente la renovación del programa de afables entrevistas que presenta Bertín Osborne. Además, En la tuya o en la mía -título del espacio emitido en horario preferente en La Uno- , tendrá un cuarto de hora más de duración y costará  un 27% más que en la primera temporada. Pasará de 70.000 euros por emisión a 89.000. Consiguientemente, tanto la productora como el entrevistador cobrarán más por el programa, sin que se sepa cuánto más. ¿Para qué nos vamos a enterar quienes pagamos ese medio público de lo que nos cuesta Bertín por charlar con la nieta del exitinto dictador? Ahora mismo, Osborne cobra cerca de 10.000 euros por ejercer una profesión -la de periodista- que le es ajena y charlar con sus amigos.

Porque no es periodista y jamás cometerá la incorrección Osborne de molestar a sus amigos con preguntas incómodas, el presidente del Gobierno se ha avenido a charlar con él, después de haber ignorado o huido de la posibilidad de visitar los platós de Salvados o El Hormiguero. Tampoco ha querido saber nada don Mariano de la posibilidad de que Jesús Calleja le invite a una de esas aventuras que ponen a prueba la gallardía de quienes acceden a tales desafíos.

El próximo 2 de diciembre, el presidente más plasmado de los últimos cuarenta años será visitado previsiblemente en su casa (La Moncloa) por el cantante, que también adelante una entrevista/masaje de similares característica con su amigo Pedro Sánchez, líder del PSOE. Ambas tendrán lugar antes de la fecha electoral y no creo que vayan a contribuir a mejorar el perfil mediático de uno y otro líder político. Sobre todo si se tiene en cuenta lo que sigue:

En el caso de don Mariano, porque su presencia en un programa tan afable dejará en evidencia su plasmada cobardía no acudiendo a otros. En el caso de los dos invitados porque, acudiendo a la cita de Osborne como amigos del presentador, la televisión pública demuestra de modo ostensible su falta de imparcialidad decantándose por el bipartidismo hasta ahora vigente, en detrimento de los líderes de aquellos partidos políticos que serán adversarios tanto del Partido Popular como del PSOE en las próximas elecciones.

Así que además de pagar a Osborne de un modo tan generoso que no se sabe por hablar con sus amigos en TVE, los contribuyentes deberemos comprobar una vez más hasta qué punto la televisión pública ignora o desprecia las opciones políticas de aquellos ciudadanos que se han hartado de la nefasta gestión de los dos partidos turnantes en el gobierno de la nación. Todo porque esa opciones no cuentan con la amistad del cantante don Bertín.

PS.- Con el programa de don Bertín, el amiguismo se ha hecho motivo de programación y exhibición en la televisión pública estatal que pagamos todos.

DdA, XII/3136