jueves, 26 de noviembre de 2015

PABLO IGLESIAS: "PORQUE FUERON SOMOS, PORQUE SOMOS SERÁN". QUE SEA.


Félix Población

Porque fueron somos, porque somos serán, ha dicho Pablo Iglesias después de si visita a Villafranca de los Barros, el pueblo pacense donde nació y creció su abuelo Manuel Iglesias, un socialista humanista -tal como él mismo se define en una nota autobiográfica que leyó su nieto-, que fue condenado a muerte por la dictadura. Personalmente, hubiera deseado que el líder de Podemos hubiera hecho esta visita antes de ahora, en vísperas de las elecciones generales, porque aunque creo en la razón, emoción y verdad que han llevado a Iglesias a Villafranca de los Barros, hacerlo a menos de un mes de los comicios podría ser interpretado por sus adversarios como un acto electoralista. Sobre todo porque recordamos el elocuente discurso de investidura que pronunció en el Congreso de los Diputados Rodríguez Zapatero, cuando fue nombrado presidente del Gobierno, con una emotiva referencia a su abuelo republicano, fusilado por la dictadura. Cierto que con el primer gobierno de Zapatero se elaboró la llamada Ley de Memoria Histórica, pero miles de víctimas del franquismo siguen enterradas sin nombre en fosas y cuentas, allí donde fueron asesinadas por sus verdugos, mientras Franco permanece enterrado en el Valle de los Caídos. Es de esperar que si Podemos llega al gobierno de la nación o tiene alguna parte en el mismo, lo que dijo Iglesias -porque fueron somos y porque somos serán- se cumpla con la dignidad requerida y debida durante casi cuarenta años. Ayer Iglesias puso punto final a su intervención con un sentido poema de su abuelo, dedicado a un compañero de celda al dejar éste la prisión, que recitó con la calidez y brillante entonación que le caracteriza mi estimado amigo Javier Iglesias.

DdA, XII/3140