viernes, 16 de octubre de 2015

EL PSOE PACTARÁ CON CIUDADANOS PARA GOBERNAR ESPAÑA



Lazarillo

El otro día dijo Pablo Iglesias en una entrevista que su tiempo en política tenía caducidad porque no concibe envejecer en un escaño. Dos legislaturas a lo sumo, y ojalá que ni eso, aseguró. A este Lazarillo le hubiera gustado que, desde la Transición a nuestros días, algún político se hubiera destacado en España por adelantar esa trayectoria. Pero ninguno se destacó por hacerlo. Antes al contrario, todos concibieron la política con caracter de permanencia, al menos el mayor tiempo posible. Incluso cabe la posibilidad de que, como acaba de ocurrir con Irene Lozano, si el partido al que se perteneció caduca, se pueda uno pasar a otro con más sustentación, como el PSOE, incluso tras años de crítica al bipartidismo decadente. Lozano se fue de la rosa de Díez en UPyD, que a su vez había sido del PSOE, a la rosa de Sánchez, en donde formará parte de la lista electoral, así como del equipo de asesores del candidato del Partido Socialista para la elaboración del programa electoral. Aparte de asegurarse con toda probabilidad un escaño cuatro años más, la inclusión de Irene Lozano como tránsfuga nada menos que en el aludido equipo augura el pacto más posible del PSOE para gobernar España. No con Podemos ni con UPyD, que agoniza, pero sí con Ciudadanos. Este Lazarillo no tiene ninguna duda, tal como por otra parte permite prever el incumplimiento por parte de PSOE de una de sus promesas: la derogación en su totalidad de la nefasta reforma laboral aprobada por el vigente gobierno, que finalmente  sólo reformará.


DdA, XII/3106