martes, 27 de octubre de 2015

EL ADIÓS DE IGLESIAS A LA EUROCÁMARA


Lazarillo

A considerar y valorar como se debe y es de justicia el rotundo adiós de Pablo Iglesias, secretario general de Podemos y eurodiputado de este partido en Bruselas. Observen las caras de quienes le escuchan o la de ese colega que, en lugar de hacerlo como manda el debido respeto, aprovecha el breve y contundente parlamento de Iglesias para revisar su teléfono móvil. No hay imagen más elocuente para ratificar que la democracia agoniza en la vieja Europa y su declive se personifica en esos individuos -a los que tan generosamente pagamos todos nosotros-, después de asistir hace bien poco a la muerte de la democracia -por imposición de Europa- en el país donde la democracia nació.

DdA, XII/3117