sábado, 21 de marzo de 2015

OBJETIVO MAYOR PARA EL GOBIERNO QUE VENGA: DEROGAR LA LEY MORDAZA

 Ana Cuevas

La memoria de Vicente Basanta siguió viva entre sus familiares y amigos. Gente humilde pero de corazón irreductible que pudo lograr, tras la creación de la Comisión Ciudadana en 1996, limpiar su nombre y sacar la verdad a la luz.

La historia de Vicente Basanta y su familia parece presa de una maldición. Recientemente, un sobrino suyo ha muerto de un disparo cuando se procedía a su detención por su posible implicación en un atraco. La versión policial narra que la muerte se produjo accidentalmente. Al parecer, la provocó el propio Moisés Basanta al abrir la puerta de su coche con tanta brusquedad que golpeó el arma reglamentaria del agente causando que se disparara de forma involuntaria. Moisés recibió un tiro en el tórax que acabó con su vida. Son esas carambolas del destino que te ponen los pelos como escarpias. La familia exige una investigación más a fondo del suceso. Su abogado pide que sea la guardia civil , y no el propio cuerpo de policía nacional, quienes la lleven a cabo. Por una razón de mera higiene y transparencia (y porque los dramáticos antecedentes lo merecen) debería ser así. Pero una cuestión de competencias lo hace imposible. El cuerpo nacional de policía será juez y parte.

El pasado y el presente se entremezclan con demasiada frecuencia en estos días. Habitamos en un presunto estado democrático pero sus mecanismos se alejan progresivamente de un estado de libertades y derechos. La "Ley Mordaza" nos vuelve a dejar vencidos y desarmados  frente al poder policial, judicial y político. Las versiones oficiales adquieren la categoría de dogmas frente al testimonio de los ciudadanos. Nuestro derecho de manifestación, de protesta pacífica frente a lo que nos ofende y amarga la existencia, severamente sancionado.  Los progenitores de la ley sostienen que pese a ello, seremos libres como pájaros. Pero se refieren a la libertad de la que goza un ave disecada a la que previamente se le han amputado las alas y la lengua.

La derogación de esta ley debe convertirse en objetivo prioritario para cualquier gobierno decente que resulte de las próximas elecciones. El camino de la libertad está sembrado de minas y de trampas. De discursos torcidos y viajes en el tiempo hacia la España más negra y más profunda. Pero eso no debe desanimar a sus amantes. Una atmósfera de cambio está flotando en el ambiente, La libertad siempre vuelve a abrirse paso pese a las mordazas y grilletes. Ya lo dijo un poeta que murió por ella: "Porque donde unas cuencas vacías amanezcan/ella pondrá dos piedras de futura mirada/ y hará que nuevos brazos y nuevas piernas crezcan en la carne talada." 


                                         DdA, XII/2954