jueves, 19 de marzo de 2015

JULIO ANGUITA, POR LA UNIDAD DE LOS QUE CORTEN AMARRAS CON EL RÉGIMEN DEL 78

 
Félix Población

Había mucha gente y gran expectación ayer en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga con motivo del mitin de Izquierda Unida. A las intervenciones de Antonio Maíllo, candidato a la Junta por IU, se unía la del joven e inteligente líder Alberto Garzón y, sobre todo, la de Julio Anguita, que regresaba a ese tipo de tribuna quince años después. No lo hacía en el mejor momento para Izquierda Unida, a la vista de las encuestas que desangran las expectativas de voto para esa coalición, pero sí en las circunstancias más propicias para que fuera don Julio quien hiciera una llamada de atención a los egos, protagonismos, celos sectarios y rifirrafes intestinos que han marcado para su desgracia la historia de la izquierda en este país, sobre todo cuando se ha pretendido avanzar hacia su unidad. 

Un nuevo movimiento político, Podemos, ha venido a aglutinar el descontento de muchos ciudadanos ante la actitud de los partidos que hasta ahora han intervenido en la vida pública. Anguita dijo ayer lo que no pocos pensamos: la  solución a lo que estamos soportando en España no la tiene una sola fuerza política, ni dos, ni cinco. Pasa por una movilización popular. Izquierda Unida debe reflexionar seriamente y prosperar hacia la unidad con los nuevos actores políticos. "Porque el enemigo -ha dicho una vez más don Julio, como siempre que tiene oportunidad de hablar en público-  es el poder, el que hay detrás de los gobiernos, el que no se presenta a las elecciones pero le da órdenes al presidente”. 

Fijó para después de las elecciones la hora de tender puentes con Podemos, Equo, los sindicatos y aquellos movimientos que quieran cortar amarras con el régimen de la Transición, pues ellos son los nuestros. "Izquierda Unida tiene que tender la mano -afirmo-, y tender la mano no es una traición". En ese asentido apeló a una ruptura definitiva con los socialistas, pues el actual PSOE ya no puede formar parte de esa unión. "La época de la Transición murió. La unidad de la izquierda ya no es hablar con el PSOE. No podemos estar criticando el bipartidismo y estar luego dispuestos a pactar con ellos. Los nuestros son otros".  

También dijo Julio Anguita, al inicio de su alocución y ante la expectación que provocó su presencia: "Por un momento habéis tenido la virtud de haberme hecho sentir más joven (vídeo)". Su regreso a la tribuna de un mitin, en cambio, tuvo como razón fundamental combatir una vieja lacra de la izquierda española.  Me temo que sin eco.

PS.- Muy recomedable ver el vídeo de campaña de Izquierda Unida en Andalucia. Uno los mejores que yo recuerdo en los últimos treinta años.

Del Tuiterío 


Y lo indecente es que este bellaco se vuelva a presentar a las próximas.

                                               DdA, XII/2952