lunes, 16 de febrero de 2015

EL LEGADO DE GINER DE LOS RÍOS, EL FRENTE POPULAR Y LA ABOLICIÓN DE LA PENA DE MUERTE

Cristina Calandre Hoenigsfeld


El próximo día 18 de Febrero, será el centenario de la muerte de don Francisco Giner de los Ríos, fundador de la Institución Libre de Enseñanza (ILE) en 1875. Quiero hacerle mi personal homenaje a través de las cartas de dos colaboradores de la ILE: el poeta y premio nobel, Juan Ramón Jiménez, y el Dr. Luis Calandre Ibáñez, mi abuelo, amigo y médico de JRJ.
La amistad entre ambos comenzó en la Residencia de Estudiantes, cuando estaba ubicada en la calle Fortuny. De la mano de los doctores Achúcarro y Juan Madinaveitia entró mi abuelo en el ambiente institucionista y a pasar a ser uno de los médicos de JRJ. En el archivo familiar conservamos tres electrocardiogramas suyos y ocho libros dedicados.
Posteriormente, ya en la que llamó JRJ Colina de los Chopos, en los Altos del Hipódromo, Calandre fue el médico y director del laboratorio de anatomía microscópica de la Residencia de Estudiantes. Más tarde, durante la guerra civil dirigió el Hospital de Carabineros situado en dicho lugar, donde mando construir un refugio antiaéreo para proteger a los cientos de enfermos de malaria que se curaban. Durante la “modélica rehabilitación“(1990-2001) fue medio destruido, a pesar de tener el lugar la máxima protección (BIC) desde 1978.
Por lo bien que cuidó de los edificios, fue nombrado en octubre de 1938 subdelegado de la Junta Para Ampliación de Estudios (JAE). Y por lo rápido que curaba a los enfermos, el Colegio de Médicos de Madrid franquista, le prohibió ejercer la medicina durante cinco años. Aquella Orden Ministerial de 6 de octubre de 1939, la firmó el ministro de Gobernación, fascista y antisemita Ramón Serrano Súñer, actualmente académico histórico en la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas.
1Cien-años-partida-Francisco-Giner-Ríos-loquesomos
2Cien-años-partida-Francisco-Giner-Ríos-loquesomos
Esta patriótica y sentida carta de Calandre, fue leída en el Circulo Republicano español de La Habana, tras lo cual se dieron aplausos por la Democracia, por la República y por el pueblo español.
3Cien-años-partida-Francisco-Giner-Ríos-loquesomos
4Cien-años-partida-Francisco-Giner-Ríos-loquesomos
Esta carta, con la peculiar letra del poeta, es contestación a la de Calandre, en donde dice: “…yo no dejo de hablar o escribir sobre la verdad de esta mala guerra que le están haciendo los falsos a los verdaderos…”
Un tema que me gustaría resaltar de la magna obra de Francisco Giner es que desde su cátedra de Filosofía del Derecho en la Universidad defendió la abolición de la pena de muerte, a la que se refiere en “Los Principios de Derecho Natural”, escritos en el año 1873.
Luis Jiménez de Asúa, discípulo de Giner, el gran penalista, y que luego llegó a tener importantes puestos durante la Guerra de España, como embajador en Praga, también estaba en contra de la pena de muerte.
Si ambos levantaran la cabeza y vieran las leyes en tramitación actualmente por el gobierno del Partido Popular, respecto a la cadena perpetua revisable (pena de muerte, en realidad) del Código Penal, se darían cuenta de que en el reino de España las ideas de Giner, si bien han podido abrirse camino en la pedagogía, no lo hacen en el tema de la Criminología.
También se horrorizarían los institucionistas, al ver que la ILE, que se situó en el número 3 de la calle del Obelisco, actual número 14 de la calle del General Martínez Campos -y que en los buenos tiempos de la República, se llamó de Francisco Giner-, recientemente , y gracias a una “modélica rehabilitación” que ha llevado a cabo la Junta directiva de la Fundación Giner de los Ríos, con financiación de la Fundación Caja Madrid, luce este aspecto, en las antípodas de la arquitectura institucionista. Uno de los edificios derribados ha sido el del arquitecto y sobrino de Giner, Bernardo Giner de los Ríos.
Esperemos que cuando instauremos la Tercera República se recuperen las ideas institucionistas, en aspectos tan importantes como la abolición de la pena de muerte, que tanto peligro corre actualmente.
Y que no siga en las manos de los actuales gestores (Opus Dei) el patrimonio y legado de la ILE, ya que han demostrado que no cuidaron de ello, destruyendo su memoria y la Historia de la ILE, la JAE y la Residencia de Estudiantes, a pesar de que a esta última la Comunidad Europea le acaba de otorgar el Sello Patrimonio Europeo.
El Frente Popular, en el que lucharon por defender a la II República el Dr. Calandre, Juan Ramón Jiménez y tantos otros discípulos de Giner, no lo hubieran permitido. Nosotros, herederos de su legado, tampoco.

Nota: Este articulo podría ser una respuesta al que escribió Pedro J. Ramírez el pasado domingo en su nuevo diario El Español "santificando" a Francisco Giner y haciendo a la ILE modelo no solo de su iniciativa periodística. sino de la Universidad de Navarra, perteneciente al Opus Dei y fundada por Escrivá de Balaguer, confesor de Franco. El desbarre es tan monumental que movería risa si no fuera porque da demasiado asco.

DdA, XII/2922