viernes, 20 de febrero de 2015

EL FALSO DESNUDO DE TERESA RODRÍGUEZ

 Lazarillo

Como cabe suponer, este Lazarillo no tiene ningún interés en castigarse con las emisiones informativo/opinativas de TVE desde que la televisión pública estatal degeneró hasta el grado inadmisible en que se encuentra, según podemos constatar a partir del día en que el partido en el Gobierno la hizo suya. Tampoco tengo ninguna curiosidad en conocer la entidad del programa de Amigas y Conocidas, que creo se emite por las mañanas y al que concurren exasesoras de ministros del Partido Popular. Dicho esto, no me resisto a comentar que el pasado miércoles -leo- se habló en esa tertulia de la intimidad de los políticos y para ilustrar el asunto no se le ocurrió a la directora del programa mejor imagen que la de una mujer desnuda, identificada por las participantes con la dirigente de Podemos Teresa Rodríguez, candidata por ese partido a la presidencia de la Junta de Andalucía, pese a que también se dijera en el programa que Rodríguez lo había dementido, a mi juicio de la mejor de las formas:“No soy yo. Pero si hubiera sido… no habría pasado absolutamente nada”. ¿Qué quieren que les diga? Yo me apunto a la opinión de Teresa Rodríguez y al país que apunta con sus palabras. Las de quienes se han servido de esa falsa fotografía me producen una mezcla de asco y desasosiego que ojalá les consuma en puro vómito porque son una excrecencia de la España más sórdida. Y para que todo no sea bilis, les invito a escuchar esta entrevista con Teresa.

+@Como no podía ser de otro modo, Rodríguez denuncia a TVE ante el Consejo Audiovisual.

NOTA DE PRENSA DE CAROLINA BESCANSA HERNÁNDEZ, RESPONSABLE DE LA SECRETARÍA DE ANÁLISIS POLÍTICO DE PODEMOS, SR D. JUAN CARLOS MONEDERO, RESPONSABLE DE LA SECRETARÍA DE PROCESO CONSTITUYENTE Y PROGRAMA DE PODEMOS Y DEL PARTIDO POLÍTICO PODEMOS.

Martes 17 de Febrero de 2015
Hoy martes 17 de febrero el periódico ABC en su edición impresa y digital publican diversas informaciones relativas a los responsables de Podemos y al partido Podemos que son manifiestamente falsas, tendenciosas, lesivas para el honor de los responsables políticos directamente mencionados y para la reputación de la organización política.
A través de esta nota de prensa, queremos comunicar, en primer lugar, que en las próximas horas ejerceremos nuestro derecho a rectificación ante el director del ABC, de acuerdo con lo establecido en el artículo 1 de la ley orgánica 2/1984, reguladora del derecho de rectificación, al tiempo que solicitamos al conjunto de profesionales de la información de nuestro país se abstengan de difundir o hacerse eco de los contenidos de esta noticia manifiestamente falsos, tendenciosos y lesivos para nuestro honor y para la reputación del partido.
A continuación, procedemos a clarificar los hechos tratados en estas noticias, así como las falsedades, inexactitudes y planteamientos tendenciosos presentes en ellas y sobre las que solicitaré el ejercicio del derecho de rectificación.
  1. La Fundación CEPS no mantiene ni ha mantenido ninguna relación orgánica, económica o política con el partido político Podemos, por lo que resulta falso y tendencioso vincular las actividades que esa fundación pudiera llevar a cabo en 2010 con la actividad del partido político Podemos, fundado en Marzo de 2014 como consta en los registros del Ministerio del Interior. Resulta igualmente falso el texto en el que afirma que “La Fundación afín al partido...” puesto que no existe relación de afinidad ni orgánica ni económica ni política entre ambas organizaciones.
  2. La fundación CEPS no es, en ningún caso, la Fundación de Iglesias, Errejón, Bescansa y Alegre, ni “La ONG” de los mismos tal y como señala la entradilla de la noticia que figura en la página 16 así como el texto de la misma.
  3. D. Juan Carlos Monedero no desvió 425.000 euros a una sociedad pantalla, tal y como se afirma al final de la noticia en la página 17. El señor Monedero facturó un trabajo en una empresa de su propiedad. La atribución de delitos tales como el fraude fiscal constituye una calumnia y, por consiguiente, se encuentra tipificada como delito en nuestro código penal y denunciable en el ámbito jurídico.
DdA, XII/2927