viernes, 30 de enero de 2015

MAÑANA ESTARÉ EN MADRID, PORQUE PARA PODER HAY QUE ESTAR

Félix Población

Como bien conocen los ciudadanos, la semana en curso ha sido la de las difamaciones contra Monedero, sin que parezcan contar para el medio que las difundió los desmentidos que se están dando al respecto. Imagino que la próxima oleada de falacias tenga ya como objetivo a la posible candidata de Podemos a la Junta de Andalucía, Teresa Rodríguez, sobre cuyo currículum se estará hurgando con celo inquisidor en algunas redacciones. 

Quizá confíen quienes tan por los suelos están dejando el oficio de informar, que los efectos de sus campañas -orquestadas por los partidos sostenedores de esta democracia descompuesta- se dejarán notar en la demoscopia, y que, a poco y a poco, mermarán un estado de opinión ciudadana mayoritariamente favorable al joven partido político. Se habrán creído incluso que la última orquestación contra Monedero habrá tenido sus efectos en un sector de simpatizantes de Podemos que pensaban viajar mañana a Madrid y ya no lo hará.

Yo voy a estar en Madrid. Lo haré tanto como profesional, pues estimo que no se me puede escapar una convocatoria que considero histórica -ante la posibilidad, además, de que luego me la mal cuenten los medios adscritos al bipartidismo dominante/declinante-, y también como ciudadano, pues creo que me corresponde -por edad, conocimiento y decepción- creer en otras expectativas que no sean las tantas veces defraudadas desde que asistí en directo y desencantado a la restauración borbónica.

Para incrementar sensiblemente esas expectativas -aunque mantenga profesionalmente una distancia que me permita en todo momento el ejercicio de la crítica con respecto a Podemos-, se ha cumplido con la antelación precisa la mejor noticia que podíamos leer quienes mañana estaremos en Madrid: Podemos ha llegado a un acuerdo para concurrir conjuntamente a las elecciones municipales de mayo en la capital de España con Ganemos, que como se sabe es una plataforma de partidos y organizaciones en la que participan, entre otras formaciones políticas, Izquierda Unida y Equo.

Yo mañana estaré en Madrid, porque para poder hay que estar y empezar con la presencia de la gente y por la gente en la Puerta del Sol, sin más motivación que la de sentirse unida ante un cambio posible y necesario. El escenario será el mismo que el de aquella primavera de hace casi cuatro años en la que pudimos leer una pancarta personal que decía: "Ellos son el capitán, pero nosotros somos el mar".

Puntos de Página


DdA, XII/2911